Ana Dasí Espinosa: “El 90% de los latigazos cervicales se recuperan sin secuelas”

  • La clave para minimizar las consecuencias de esta lesión reside en recibir asistencia médica inmediatamente después del accidente, ya que, si no se trata a tiempo, se puede cronificar
  • La edad, patologías previas, la ocupación del lesionado dentro del coche y su posición en el momento del accidente, las circunstancias del accidente… son factores que determinarán la recuperación y su duración

Molina de Segura, 18 de noviembre de 2021 -. El próximo 21 de noviembre se celebra el Día Mundial en recuerdo de las víctimas de accidente de tráfico. Una de las primeras consecuencias más comunes de un accidente de tráfico por detrás es el conocido como “latigazo cervical”. Una lesión que se produce por un movimiento rápido y enérgico del cuello, hacia atrás y hacia adelante, cuyo síntoma más frecuente es la cervicalgia o dolor cervical. Se localiza tanto en zona suboccipital, parte superior de los hombros, extremidades superiores y zona interescapular y suele ser un color continuo que se asocia a las contracturas y a la pérdida de movilidad.

La responsable del servicio de Fisioterapia de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, Ana Mª Dasí Espinosa, explica que ésta no es la única consecuencia: “Otros síntomas del latigazo cervical son las cefaleas de predominio occipital o suboccipital, que pueden irradiarse hacia la región parietal, temporal u orbital. También los vértigos o sensación de desequilibrio, la debilidad y falta de fuerza, el dolor lumbar provocado por la inmovilización de la pelvis con el cinturón de seguridad al tiempo que el tronco se mueve libremente, el bloqueo del sacro y la disminución de la movilidad de la charnela dorsolumbar, las parestesias, las disfunciones de la articulación temporo-mandibular, ansiedad… Son síntomas que aparecen entre las primeras y 72 horas posteriores al accidente”.

La clave para minimizar las consecuencias de esta lesión reside en recibir asistencia médica inmediatamente después del accidente, ya que, según afirma la especialista de Ribera Hospital de Molina, si no se tratan a tiempo, estas lesiones se pueden cronificar: “Cuando hablamos de latigazo cervical, lo más normal es que no queden secuelas, o que éstas sean mínimas. Sin embargo, la existencia de patologías previas, un mal diagnóstico, una incorrecta o inexistente recuperación pueden suponer una cronificación del dolor y complicaciones posteriores. Solo el 10% de los casos se cronifican y condenan al paciente a sufrir dolores de por vida”.

El tiempo de recuperación depende del tipo de accidente y de la persona. La edad, patologías previas, la ocupación del lesionado dentro del coche y su posición en el momento del accidente, las circunstancias del accidente… son factores que determinarán la recuperación y su duración. Hay que tener en cuenta, según afirma Dasí Espinosa, que la mayoría de los afectados se recuperan entre uno y tres meses, sin embargo a otros, el dolor y la incapacidad les dura más de seis meses o incluso se les puede cronificar: “Desde la fisioterapia, nos encargamos de realizar una exhaustiva exploración y establecer un tratamiento hecho a medida con el objetivo de disminuir el dolor, recuperar la movilidad biomecánica funcional del raquis anterior al traumatismo, relajar la musculatura y liberar la tensión del cuello. Con todo esto, se intenta evitar que se cronifiquen las lesiones”.

La fisioterapia dispone de un amplio abanico de técnicas y abordajes terapéuticos para tratar estas patologías: magnetoterapia, termoterapia, crioterapia, electroterapia, cinesiterapia pasiva y activa, punción seca, masajes, osteopatía, inducción miofascial, movilización neurodinámica…

Nota informativa para lesionados de tráfico afectados por reclamaciones de 2014 y 2015

Tras un accidente de tráfico, según el “Convenio Marco de Asistencia Sanitaria a Lesionados de Accidentes de Tráfico”, es la compañía aseguradora del vehículo la que debe encargarse de los gastos médicos y de rehabilitación.

Entonces, ¿Por qué algunos lesionados de tráfico durante el 2014 y 2015 han recibido facturas reclamando los costes de la asistencia sanitaria?

Durante el año 2014 y hasta mediados de 2015, el Hospital de Molina no estaba adherido al Convenio Marco de Asistencia Sanitaria a Lesionados de Accidentes de Tráfico del Sector Privado.

Esto quiere decir, que el Hospital en ese entonces tenía que reclamar los costes sanitarios a la compañía aseguradora del vehículo en nombre del propio paciente afectado. Esto se hacía mediante una cesión de datos que todo lesionado debió firmar al acudir por primera vez al hospital por un accidente de tráfico.

Al no estar adheridos a dicho convenio en ese momento, a pesar de la insistencia del hospital en la reclamación, las compañías no tenían la obligación de contestar según los plazos establecidos y podían incluso desentenderse en algunos casos del pago de las facturas sanitarias.

El Hospital, año tras año desde la fecha de los siniestros ha reclamado insistentemente esas facturas a las aseguradoras, sin recibir respuesta alguna por parte de las compañías en muchos de los casos.

Por estos motivos, el hospital al no tener más opciones en las tramitaciones, se ha visto en la obligación de reclamar las facturas al paciente, pues ha sido quien ha recibido la asistencia médica.

¿Cómo deben proceder los afectados por estas reclamaciones?

Como bien hemos explicado anteriormente, la intención del hospital no es hacer cargo a los pacientes de los gastos sanitarios, si no a las compañías aseguradoras. Por ese motivo, exponemos cómo deben proceder los pacientes afectados para que en condición de lesionado puedan continuar con la reclamación a las aseguradoras:

  1. Ponerse en contacto con la compañía aseguradora del vehículo en el momento del accidente, para que le indique el motivo por el cual no se ha hecho cargo de los gastos sanitarios.
  • En caso de que el siniestro haya sido gestionado a través de un abogado particular o de la compañía, puede ponerse en contacto con él
  • Si necesita información más detallada sobre su caso concreto o necesita alguna documentación relacionada con el accidente, puede ponerse en contacto con la Unidad de Lesionados de Tráfico del Hospital de Molina escribiendo un correo a: incidencias@traficoshospitaldemolina.es

¿Por qué este tipo de situaciones no se dan hoy día?

A mediados de 2015 el Hospital de Molina se adhiere al “Convenio Marco de Asistencia Sanitaria a Lesionados de Accidentes de Tráfico”.

Esto significa, que tanto el hospital como las compañías aseguradoras deben cumplir con unos plazos para que estas se hagan cargo de los costes de la asistencia sanitaria y para que la tramitación del siniestro pueda acogerse a lo establecido en convenio.

Desde la adhesión del hospital a este convenio, todos los expedientes de los lesionados de tráfico se tramitan mediante una plataforma que notifica rápidamente la aceptación o el rechazo de la asistencia sanitaria por parte de la compañía.

En el caso de que la aseguradora rechace el tratamiento sanitario, el hospital informa inmediatamente al afectado y no continúa con la asistencia, precisamente para que el lesionado decida si quiere continuar o no con el tratamiento, pero abonando los costes y reclamando directamente a su compañía.

Por este motivo, hoy día todos los lesionados en accidente de tráfico pueden acudir al Hospital de Molina con la tranquilidad de recibir una asistencia sanitaria especializada en accidentes de tráfico y de calidad.

El Hospital de Molina retoma su actividad gradualmente

11 mayo 2020.- Tras el cese de parte de su actividad por el Estado de Alarma decretado el 14 de marzo, debido a la pandemia del COVID-19, el Hospital de Molina retoma su actividad quirúrgica, de consultas y de rehabilitación, de manera gradual, reforzando sus medidas de seguridad y protección para sus pacientes.

Así, hoy lunes 11 de mayo comienza la actividad en las consultas de Especialidades de Dermatología, Traumatología, Neurofisiología, Ginecología y Obstetricia, Medicina Vascular y Unidad de Lesionados de Tráfico. Asimismo, el Servicio de Imagen Diagnóstica ya se está poniendo en contacto con los pacientes, cuyas pruebas quedaron pendientes de realizar debido al Estado de Alarma. Y el próximo miércoles 13 de mayo, retoma su actividad el Servicio de Fisioterapia.

El Hospital de Molina ha reforzado sus medidas de seguridad y protección para su personal y para todos los pacientes que acudan a sus instalaciones, de manera que, antes de acceder al Hospital, se les hace un triaje: check de preguntas establecidas por la Consejería de Salud, toma de temperatura e higiene de manos. Se debe acudir al Hospital con mascarilla. Y sólo en caso de que el paciente sea dependiente, menor o con discapacidad, podrá acudir con un único acompañante, que también deberá llevar mascarilla.

El Hospital también ha adaptado sus instalaciones, de manera que la ocupación máxima de las salas de espera es del 30% y los ascensores se han independizado para un mejor control de los circuitos de pacientes. También se reforzado el plan de limpieza de todas las instalaciones, material y aparataje del centro hospitalario.

Se mantienen las medidas de protección de todo el personal sanitario, equipado con EPIs y sometido a los tests rápidos, para su propia seguridad y la de los pacientes.

El Hospital de Molina también realiza pruebas PCR y tests rápidos cuantitativos y cualitativos a todos los pacientes, a quienes se les haya prescrito por privado, por compañía aseguradora o por empresa.

Mientras los pacientes permanezcan en el centro hospitalario, el Hospital de Molina les recomendará higiene de manos en todos los servicios a los que acudan y el deber de mantener la distancia de seguridad de 1’5 – 2 metros.