Ribera Hospital de Molina consolida su compromiso con la seguridad y calidad de la atención al paciente

ribera Hospital
  • Renueva las certificaciones ISO 9001 “Sistema de gestión de la calidad”, ISO 14001 “Sistema de gestión ambiental”, UNE 179003 “Gestión de riesgos para la seguridad del paciente” y UNE 179006 “Sistema de gestión para la vigilancia, prevención y control de las infecciones”

Ribera Hospital de Molina,  gestionado por el grupo sanitario Ribera, ha demostrado, un año más, su compromiso con la excelencia ofrecida a sus pacientes poniendo el  valor de la cultura de seguridad interiorizada por todos los profesionales, así como el trato al paciente.
Y es que, durante los últimos meses, el hospital molinense ha renovado las certificaciones ISO 9001 “Sistema de gestión de la calidad” y la ISO 14001 “Sistemas de gestión ambiental”. Esta norma, que pertenece a los estándares ISO reconocidos internacionalmente, implica que el hospital cumple con requisitos como la evaluación de los aspectos ambientales, el cumplimiento estricto de la legislación en materia ambiental, evaluación de riesgos, realización de auditorías internas y compromiso de establecer objetivos de mejora medioambientales. 
Además, Ribera Hospital de Molina también se ha certificado con la norma UNE 179003 “Gestión de riesgos para la seguridad del paciente” y con la UNE 179006 “Sistema de gestión para la vigilancia, prevención y control de las infecciones”, un estándar de aplicación en hospitales para implementar, mantener, documentar y mejorar un sistema de vigilancia con el objeto de prevenir y controlar las infecciones relacionadas con la atención sanitaria.
“Gracias al esfuerzo de todos los compañeros y compañeras que hacen posible recertificar todas y cada una de las certificaciones con las que cuenta el hospital. Esto no hace más que poner de manifiesto nuestro compromiso con la excelencia y a la mejora continua”, asegura Pedro Hernández, Director Gerente.

El Hospital de Molina retoma su actividad gradualmente

11 mayo 2020.- Tras el cese de parte de su actividad por el Estado de Alarma decretado el 14 de marzo, debido a la pandemia del COVID-19, el Hospital de Molina retoma su actividad quirúrgica, de consultas y de rehabilitación, de manera gradual, reforzando sus medidas de seguridad y protección para sus pacientes.

Así, hoy lunes 11 de mayo comienza la actividad en las consultas de Especialidades de Dermatología, Traumatología, Neurofisiología, Ginecología y Obstetricia, Medicina Vascular y Unidad de Lesionados de Tráfico. Asimismo, el Servicio de Imagen Diagnóstica ya se está poniendo en contacto con los pacientes, cuyas pruebas quedaron pendientes de realizar debido al Estado de Alarma. Y el próximo miércoles 13 de mayo, retoma su actividad el Servicio de Fisioterapia.

El Hospital de Molina ha reforzado sus medidas de seguridad y protección para su personal y para todos los pacientes que acudan a sus instalaciones, de manera que, antes de acceder al Hospital, se les hace un triaje: check de preguntas establecidas por la Consejería de Salud, toma de temperatura e higiene de manos. Se debe acudir al Hospital con mascarilla. Y sólo en caso de que el paciente sea dependiente, menor o con discapacidad, podrá acudir con un único acompañante, que también deberá llevar mascarilla.

El Hospital también ha adaptado sus instalaciones, de manera que la ocupación máxima de las salas de espera es del 30% y los ascensores se han independizado para un mejor control de los circuitos de pacientes. También se reforzado el plan de limpieza de todas las instalaciones, material y aparataje del centro hospitalario.

Se mantienen las medidas de protección de todo el personal sanitario, equipado con EPIs y sometido a los tests rápidos, para su propia seguridad y la de los pacientes.

El Hospital de Molina también realiza pruebas PCR y tests rápidos cuantitativos y cualitativos a todos los pacientes, a quienes se les haya prescrito por privado, por compañía aseguradora o por empresa.

Mientras los pacientes permanezcan en el centro hospitalario, el Hospital de Molina les recomendará higiene de manos en todos los servicios a los que acudan y el deber de mantener la distancia de seguridad de 1’5 – 2 metros.