Dr. Eduardo Rodríguez de la Vega: “Un coma etílico constituye una emergencia médica. Sus complicaciones pueden ser letales”

  • Los síntomas van desde cambios psicológicos desadaptativos, lenguaje disártrico, incoordinación, inestabilidad en la marcha, nistagmo, deterioro de la atención y de la memoria, hasta el coma profundo, pudiendo llegar a la parada cardiorrespiratoria
  • El director médico de Ribera Hospital de Molina asegura que el consumo descontrolado de alcohol entre los jóvenes puede desembocar en coma etílico y en consecuencias sobre el sistema nervioso central que pueden llegar a ser irreversibles.

Molina de Segura, 29 de diciembre de 2021 -. El consumo de alcohol es una constante en las celebraciones navideñas y, especialmente, durante Nochevieja, con las consecuencias para la salud que puede llegar a ocasionar. En este sentido, el director médico de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, Dr. Eduardo Rodríguez de la Vega Espinosa, recuerda que el alcohol es un tóxico para el sistema nervioso central, cuyo consumo en cantidades moderadas produce desinhibición – por lo que se asocia a la euforia inicial -, pero cuando su acumulación en sangre supera la capacidad de metabolizar esta sustancia, provoca la pérdida de facultades cognitivas, que puede desembocar en el denominado coma etílico: “El coma etílico es la pérdida de la conciencia debido a la ingesta de alcohol. Puede variar de una persona dependiendo de la capacidad hepática de cada individuo de metabolizar el alcohol, pero suele ocurrir con niveles de alcohol en sangre de 3 gramos por litro”.

El doctor Rodríguez de la Vega Espinosa señala que cualquier persona que ingiera alcohol de forma descontrolada puede desarrollar un coma etílico, aunque es más frecuente en individuos alcohólicos con hepatopatías derivadas de este consumo durante años, y en adultos jóvenes después de ingestas descontroladas de alcohol.

Los síntomas van desde cambios psicológicos desadaptativos, lenguaje disártrico, incoordinación, inestabilidad en la marcha, nistagmo, deterioro de la atención y de la memoria, hasta el coma profundo, pudiendo llegar a la parada cardiorrespiratoria: “Su acción depresora sobre el sistema nervioso central puede comprometer centros vitales, como el centro respiratorio. El coma etílico puede llegar a producir la muerte. Además, se asocia a déficit de Vitamina B1 y a hipoglucemia y puede ir acompañado de hipovolemia y otros déficits de electrólitos y de acidosis metabólica. Otra consecuencia en el curso de la intoxicación es la aparición de neumonías aspirativas”, explica el director médico de Ribera Hospital de Molina.

El doctor Rodríguez Espinosa de la Vega advierte de que un coma etílico constituye una emergencia médica. Por lo que, en el ámbito doméstico, no se debe infravalorar una situación de estas características: “Si una persona ha ingerido alcohol y se encuentra inconsciente, no pensemos en “ya se le pasará”, ni pasemos por alto posibles complicaciones que pueden resultar letales. Ante estos casos, es importante buscar asistencia médica de inmediato”.

El coma etílico no es la única consecuencia inmediata del consumo de bebidas alcohólicas entre los jóvenes, en muchos casos combinado con el de otras sustancias. El director médico de Ribera Hospital de Molina advierte que también pueden producirse consecuencias sobre el sistema nervioso central que, coincidiendo con ese momento de la vida en desarrollo, podrían ser irreversibles, “sin contar con que a esa edad se crean fácilmente adicciones muy difíciles de superar más adelante, con todas las consecuencias personales, familiares y sociales que ello implica”.  

Ribera Hospital de Molina dona 50 camas hospitalarias a diferentes organizaciones sociales

  • Las camas articuladas están destinadas a usuarios de organizaciones como Cruz Roja Región de Murcia o Cáritas Molina de Segura con edad avanzada encamados, escasa movilidad, convalecientes y dependientes

Molina de Segura, 27 de diciembre de 2021 -. Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, ha entregado a diferentes organizaciones sociales – entre ellas, Cruz Roja Región de Murcia y Cáritas Molina de Segura –  cincuenta camas hospitalarias, destinadas a usuarios con edad avanzada que están encamados, con escasa movilidad, convalecientes y/o dependientes.

El director-gerente de Ribera Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, ha explicado que “esta donación de mobiliario se suma a otras ya realizadas en años anteriores, junto a donaciones de aparataje sanitario y material sanitario fungible que hacemos a diferentes organizaciones. De esta manera, damos una nueva vida a estos recursos que iban a ser desechados, contribuyendo a la economía circular y a la Agenda 2030 de Naciones Unidas, y al mismo tiempo, facilitando a las personas que más lo necesitan el acceso a estos recursos”.

La donación de este equipamiento ha comenzado esta mañana y se prolongará hasta el próximo miércoles 29 de diciembre. 15 camas hospitalarias están destinadas a Cruz Roja, que serán repartidas entre distintos puntos de la Región, como Murcia, Lorca o la zona del Mar Menor; mientras que el resto se entregarán a diferentes organizaciones sociales, entre ellas Cáritas de Molina de Segura.

Ribera Hospital de Molina participa en la VII Jornada Regional de Enfermedades Raras

  • El centro hospitalario colabora, un año más, con FEDER, el Ayuntamiento de Molina de Segura y el Servicio Murciano de Salud (SMS) en la organización de esta jornada regional.
  • La Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM presentará los avances en el estudio sobre “La termografía como herramienta de valoración del estado de salud y del tratamiento de las enfermedades raras de natura neuromuscular”.

Molina de Segura, 2 de diciembre de 2021 -. La VII Jornada Regional de Enfermedades Raras, que se celebrará en Molina de Segura el próximo 15 de diciembre de 16:30 a 20:00 horas, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Molina de Segura, ha sido presentada esta mañana en rueda de prensa.

Un año más, Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, colabora con FEDER, el Ayuntamiento de Molina de Segura y el Servicio Murciano de Salud (SMS) en la organización de esta jornada regional, que reunirá aproximadamente a un centenar de asistentes entre profesionales relacionados con las enfermedades raras y pacientes y familiares

Durante la presentación de la misma – en la que también han estado presentes el Alcalde de Molina de Segura, Eliseo García Cantó, y el Presidente de FEDER, Juan Carrión Tudela -, el gerente adjunto de Ribera Hospital de Molina, Francisco Menchón Galiana, ha resaltado la importancia de realizar Jornadas como ésta “con la que queremos difundir y concienciar sobre las dificultades que tienen las personas que sufren estas patologías y sus familiares. Esta Jornada es una manera de dar voz a estas enfermedades que, a pesar de denominarse raras, afectan a una elevada parte de la población mundial, por lo que es necesario dirigir los avances en Sanidad hacia la mejora de calidad de vida de estos pacientes”.

Durante la Jornada, la Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM presentará los avances realizados en el estudio que está desarrollando sobre “La termografía como herramienta de valoración del estado de salud y del tratamiento de las enfermedades raras de naturaleza neuromuscular”.

Para asistir a la jornada es necesario realizar la inscripción a través del siguiente enlace:

https://enfermedades-raras.org/index.php/foros-de-er/16053-15-12-vii-jornada-regional-de-er-en-murcia-plan-de-er-y-registro,-adem%C3%A1s-de-casos-pedi%C3%A1tricos-y-adultos%20

Ribera Hospital de Molina evita la emisión de 25 toneladas de CO2 con la renovación de equipos energéticamente eficientes

  • Esta renovación, para la que el centro hospitalario ha recibido una subvención de Fondos FEDER de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, permite un ahorro energético aproximado de 148.000 kwh/año

Molina de Segura, 1 de diciembre de 2021 -. Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, en su compromiso con el medio ambiente, ha realizado la sustitución de dos enfriadoras por otras nuevas, energéticamente más eficientes. Unos equipos que, según la auditoría energética previa realizada en el centro hospitalario, permitirán un ahorro energético aproximado de 148.000 kwh/año, lo que supone evitar la emisión de 25 toneladas de CO2.

Para la sustitución de ambas enfriadoras, Ribera Hospital de Molina ha recibido una subvención de Fondos FEDER de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para la renovación de equipos y la mejora de la eficiencia energética.


La concesión de esta subvención (25% del importe total) ha permitido ejecutar la inversión durante los años 2019 y 2020.

Ribera Hospital de Molina y Cruz Roja, juntos en la inserción sociolaboral de jóvenes

  • Los participantes en el programa “Segundas oportunidades para la formación y el aprendizaje” de la organización social conocerán el ambiente laboral real de un centro hospitalario, así como el sistema de relaciones laborales del centro de trabajo

Molina de Segura, 30 de noviembre de 2021 -. Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, y Cruz Roja Española en la Región de Murcia han firmado un convenio de colaboración, con el fin de proporcionar formación práctica no laboral a jóvenes que participan en el programa “Segundas oportunidades para la formación y el aprendizaje” de la organización social.

Este convenio se suma a las distintas acciones que Ribera Hospital de Molina tiene en marcha en el ámbito de su Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Según ha explicado el director-gerente del centro hospitalario, Pedro Hernández Jiménez, “el alumnado que realice esta formación práctica en nuestro hospital, podrá tener un contacto directo con el ambiente laboral real de nuestro centro y conocer las distintas funciones y competencias de los perfiles de trabajo que desempeñe en nuestro hospital. De esta manera, contribuimos a facilitar su futura inserción profesional”.

El próximo mes de diciembre comenzará esta formación práctica, que se desarrollará en las instalaciones de Ribera Hospital de Molina durante ochenta horas y que se centrará en competencias técnicas de limpieza hospitalaria, tutorizadas por un profesional del propio centro hospitalario. Las personas participantes en el programa “Segundas Oportunidades para la Formación y el Aprendizaje”, financiado por el Fondo Social Europeo a través del Ministerio de Trabajo y Economía Social, conocerán de primera mano el ambiente laboral real de un centro hospitalario, así como el sistema de relaciones laborales del centro de trabajo.

El programa “Segundas oportunidades para la formación y el aprendizaje” se enmarca dentro del proyecto “Programa Operativo de Empleo Joven” (POEJ), cuyo objetivo es mejorar el nivel educativo, la empleabilidad y la situación laboral de las personas mayores de 16 años y menores de 30 no ocupadas ni integradas en los sistemas de educación y formación, y que Cruz Roja desarrolla desde el año 2016.

Ribera Hospital de Molina recibe un reconocimiento por su participación en el proyecto europeo LIFE CITYAdaP3

  • El proyecto, en su parte correspondiente a Molina de Segura, consta de tres acciones piloto alineadas con las políticas medioambientales de RSC de Ribera Hospital de Molina
  • El cambio climático y sus efectos, como el calentamiento global y la contaminación, se perfilan como una de las principales amenazas para la salud de la ciudadanía.

Molina de Segura, 24 de noviembre de 2021 -. Ribera Hospital de Molina, gestionado por grupo sanitario Ribera, ha recibido esta mañana un reconocimiento de la Federación de Municipios de la Región de Murcia (FMRM) por su participación en el proyecto europeo LIFE CITYAdaP3 para mejorar la adaptación al cambio climático del entorno urbano.

Se trata de un proyecto colaboración público-privada, del que forman parte como socios la Federación de Municipios de la Región de Murcia, como líder del proyecto, la ciudad de Regio Emilia (Italia), la Universidad de Murcia, los municipios de Molina de Segura, Alcantarilla y Lorquí, la cátedra RSC de la Universidad de Murcia y la empresa Eurovértice, y en cuyas acciones piloto participa Ribera Hospital de Molina.

Su director-gerente, Pedro Hernández Jiménez, ha agradecido este reconocimiento y ha señalado que “desde Ribera Hospital de Molina estamos muy involucrados en el cuidado del entorno medioambiental y la protección del planeta. Porque una de las principales amenazas para la salud es precisamente el cambio climático y sus efectos, como el calentamiento global y la contaminación. Por este motivo, desde el principio, hace casi dos años, nos sumamos a este proyecto LIFE como agente activo para conseguir una ciudad más sostenible y saludable, contribuyendo así a mejorar la calidad de vida y la salud de los molinenses, siguiendo nuestro modelo de salud responsable”.

El proyecto consiste en la puesta en marcha de tres acciones piloto en el municipio molinense, que se desarrollarán hasta 2024:

  • La construcción de casa ecológica/aula bioclimática destinada a actividades de sensibilización sobre el cambio climático.
  • El estudio de alternativas y redacción de proyecto de ejecución de una senda urbana verde, con el fin de contribuir a reducir la temperatura superficial.
  • Y la reforestación y medidas de adaptación al cambio climático en el Parque Nelson Mandela.

Dentro de sus políticas de sostenibilidad (RSC), Ribera Hospital de Molina mantiene un fuerte compromiso con la sostenibilidad medioambiental, que gira en torno a la medición, evaluación y propuesta de mejoras relacionadas con innovaciones de eficiencia energética. Lo que le permite evitar y/o minimizar sus impactos ambientales negativos y potenciar los positivos.

El presupuesto total del Proyecto LIFE CITYAdaP3 asciende a 2.030.316,00 €, de los que 395.654 € corresponden a estas acciones piloto que se desarrollarán en Molina de Segura entre 2020 y 2024. La Comisión Europea financia esta iniciativa LIFE con el 55% de fondos europeos.

Ana Dasí Espinosa: “El 90% de los latigazos cervicales se recuperan sin secuelas”

  • La clave para minimizar las consecuencias de esta lesión reside en recibir asistencia médica inmediatamente después del accidente, ya que, si no se trata a tiempo, se puede cronificar
  • La edad, patologías previas, la ocupación del lesionado dentro del coche y su posición en el momento del accidente, las circunstancias del accidente… son factores que determinarán la recuperación y su duración

Molina de Segura, 18 de noviembre de 2021 -. El próximo 21 de noviembre se celebra el Día Mundial en recuerdo de las víctimas de accidente de tráfico. Una de las primeras consecuencias más comunes de un accidente de tráfico por detrás es el conocido como “latigazo cervical”. Una lesión que se produce por un movimiento rápido y enérgico del cuello, hacia atrás y hacia adelante, cuyo síntoma más frecuente es la cervicalgia o dolor cervical. Se localiza tanto en zona suboccipital, parte superior de los hombros, extremidades superiores y zona interescapular y suele ser un color continuo que se asocia a las contracturas y a la pérdida de movilidad.

La responsable del servicio de Fisioterapia de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, Ana Mª Dasí Espinosa, explica que ésta no es la única consecuencia: “Otros síntomas del latigazo cervical son las cefaleas de predominio occipital o suboccipital, que pueden irradiarse hacia la región parietal, temporal u orbital. También los vértigos o sensación de desequilibrio, la debilidad y falta de fuerza, el dolor lumbar provocado por la inmovilización de la pelvis con el cinturón de seguridad al tiempo que el tronco se mueve libremente, el bloqueo del sacro y la disminución de la movilidad de la charnela dorsolumbar, las parestesias, las disfunciones de la articulación temporo-mandibular, ansiedad… Son síntomas que aparecen entre las primeras y 72 horas posteriores al accidente”.

La clave para minimizar las consecuencias de esta lesión reside en recibir asistencia médica inmediatamente después del accidente, ya que, según afirma la especialista de Ribera Hospital de Molina, si no se tratan a tiempo, estas lesiones se pueden cronificar: “Cuando hablamos de latigazo cervical, lo más normal es que no queden secuelas, o que éstas sean mínimas. Sin embargo, la existencia de patologías previas, un mal diagnóstico, una incorrecta o inexistente recuperación pueden suponer una cronificación del dolor y complicaciones posteriores. Solo el 10% de los casos se cronifican y condenan al paciente a sufrir dolores de por vida”.

El tiempo de recuperación depende del tipo de accidente y de la persona. La edad, patologías previas, la ocupación del lesionado dentro del coche y su posición en el momento del accidente, las circunstancias del accidente… son factores que determinarán la recuperación y su duración. Hay que tener en cuenta, según afirma Dasí Espinosa, que la mayoría de los afectados se recuperan entre uno y tres meses, sin embargo a otros, el dolor y la incapacidad les dura más de seis meses o incluso se les puede cronificar: “Desde la fisioterapia, nos encargamos de realizar una exhaustiva exploración y establecer un tratamiento hecho a medida con el objetivo de disminuir el dolor, recuperar la movilidad biomecánica funcional del raquis anterior al traumatismo, relajar la musculatura y liberar la tensión del cuello. Con todo esto, se intenta evitar que se cronifiquen las lesiones”.

La fisioterapia dispone de un amplio abanico de técnicas y abordajes terapéuticos para tratar estas patologías: magnetoterapia, termoterapia, crioterapia, electroterapia, cinesiterapia pasiva y activa, punción seca, masajes, osteopatía, inducción miofascial, movilización neurodinámica…

Ribera Hospital de Molina recibe un reconocimiento de Plena Inclusión por su compromiso con la integración laboral de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo

  • El centro hospitalario firmó el pasado marzo un convenio con ASTRADE para la formación práctica de una persona diagnosticada de trastorno del espectro autista (TEA) en su servicio de Farmacia.
  • La capacitación y la integración laboral de personas con discapacidad constituye una de las líneas estratégicas de la dimensión social de Ribera Hospital de Molina en el ámbito de su responsabilidad social corporativa.

Molina de Segura, 17 de noviembre de 2021 -. Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, ha recibido un reconocimiento de Plena Inclusión Región de Murcia, a propuesta de ASTRADE, por su compromiso con la integración laboral de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Un compromiso que se concretaba el pasado mes de marzo cuando el centro hospitalario y la Asociación para la Atención de Personas con Trastornos del Desarrollo de la Región de Murcia – ASTRADE firmaban un convenio de colaboración, con el fin de proporcionar formación práctica a una persona diagnosticada de trastorno del especto autista (TEA). Enmarcada en el programa de Empleo con Apoyo concedido por el SEF (Servicio Regional de Empleo y Formación) y cofinanciado por el Fondo Social Europeo, esta formación se desarrolló durante cuatro meses, centrándose en tareas propias de auxiliar de farmacia, tutorizada por un preparador laboral de ASTRADE y con el apoyo de un profesional del Servicio de Farmacia de Ribera Hospital de Molina.  

El director-gerente de Ribera Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, ha agradecido este reconocimiento: “Queremos contribuir a la sensibilización de la sociedad acerca del potencial que presentan las personas adultas diagnosticadas de trastorno del espectro autista y favorecer la igualdad de oportunidades. Por eso, este convenio se suma a las distintas acciones que tenemos en marcha en nuestro hospital en el ámbito de la integración laboral de personas con discapacidad. Es uno de nuestros compromisos materializados en nuestro Misión, Visión y Valores y una de las líneas estratégicas de nuestro desempeño social en el ámbito de nuestra responsabilidad social corporativa”.

Hernández Jiménez ha recibido de manos de Enrique Aguilar García, usuario de ASTRADE que realizó sus prácticas laborales en el centro hospitalario, este reconocimiento de Plena Inclusión, la federación de organizaciones sin ánimo de lucro impulsadas por familias y destinadas a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

En el acto también han estado presentes la directora general de ASTRADE, Mª Teresa Jiménez López, y el responsable del servicio de empleo de ASTRADE, Víctor Martínez Soriano.

COVID-19, gripe y vacunas, protagonistas del Foro ComSalud

  • La quinta edición del encuentro regional de la información y la salud ha recuperado su formato presencial en el Real Casino de Murcia

Molina de Segura, 12 de noviembre de 2021 -. Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, y el Colegio Oficial de Periodistas de la Región de Murcia han organizado la quinta edición del Foro de Comunicación y Salud #ComSalud, bajo el título Vacunas: los retos de la ciencia. COVID-19 y gripe, recuperando su formato presencial en el Real Casino de Murcia.

La COVID-19, la gripe y las vacunas han sido los temas estrella del diálogo establecido entre los ponentes:  el director asistencial corporativo del grupo Ribera, el doctor Carlos Catalán, la especialista en medicina preventiva y salud pública del Hospital General Universitario Reina Sofía, la doctora Shirley Pérez Romero, el catedrático de microbiología de la Universidad de Murcia, el doctor Manuel Segovia, el portavoz técnico del Comité de Seguimiento COVID (CARM), el doctor Jaime Pérez, y el redactor encargado de Sanidad del diario La Verdad de Murcia, Javier Pérez Parra, en una mesa redonda moderada por el director de Informativos de La 7, Alejandro García-Villalba.

El Foro ComSalud nació con el objetivo de recabar la opinión de expertos y ofrecer a la sociedad una información fiable y contrastada sobre los numerosos temas relacionados con el bienestar físico, psicológico y social al que todos aspiramos. Esta edición, inaugurada por el Gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), Francisco Ponce, ha permitido arrojar luz sobre los temas sanitarios más actuales. Los ponentes han coincidido en señalar cómo la vacunación logró enfrentar la COVID-19 con herramientas del siglo XXI: “En un tiempo record se desarrolló una solución”, ha reconocido el doctor Manuel Segovia. Una solución que “ha sido aceptada por la amplia mayoría de la población, que se ha vacunado”, ha destacado el portavoz técnico del Comité de Seguimiento COVID en la CARM, Jaime Pérez. En ese proceso: “Los sanitarios también fueron ejemplo al vacunarse de los primeros para poder cuidar a los demás”, ha señalado el doctor Carlos Catalán.

Los ponentes se han mostrado de acuerdo en señalar la efectividad de las vacunas, “aunque todavía sea pronto para identificar la duración de la eficacia en nuestro organismo en muchos grupos de edad,” apostillaba la doctora Shirley Pérez. “Los bulos y las noticias falsas, ¿han sido otra pandemia dentro de la pandemia?”, preguntaba el moderador, el periodista Alejandro García-Villalba. “El periodismo ha ayudado a frenar la propagación de información falsa. Miles de profesionales de la comunicación han trabajado sin horarios para hacer llegar a la ciudadanía información de calidad”, respondía el también periodista, Javier Pérez. La idoneidad de la inoculación conjunta de las vacunas de la gripe y la tercera dosis de la COVID-19, el aprendizaje de los errores, el refuerzo de los servicios sanitarios y la posible obligatoriedad de la vacunación a determinados grupos más expuestos a la COVID-19 fueron algunas de las claves del encuentro.

Sobre el Foro ComSalud

El Foro ComSalud se enmarca dentro del convenio de colaboración establecido entre Ribera Hospital de Molina y la Fundación Asociación de la Prensa y el Colegio Oficial de Periodistas de la Región de Murcia.

Su 1ª edición se celebró presencialmente en noviembre de 2018, bajo el título ¿Ponemos nuestra salud en manos de internet?, con la participación del doctor Domingo Menchón Serna (médico del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Molina), Pilar Laguna (periodista biomédica de Diario Médico), la doctora María José Campillo Cascales (psicóloga especialista en Psicología Clínica, Unidad de Conductas Adictivas, Centro de Salud Mental de Lorca y vocal de Psicología Clínica del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia) y Francisco Viudes Fernández (experto en estrategia y dinamización de contenidos para plataformas online y redes sociales).

Un año después, en mayo de 2019 y en el marco del 19 aniversario del Hospital de Molina, se celebró el 2º Foro ComSalud sobre Nutrición y medios de comunicación: ¿información o desinformación?, que se desarrolló en dos partes:

  1. Una mesa redonda, con la participación de Pablo Barcina Pérez, (nutricionista del Hospital de Molina), Mª Eugenia Lozano Sánchez (directora de Contenidos de Popular TV Región de Murcia), Pachi Larrosa Sancho (periodista gastronómico de La Verdad y Académico de número de la Academia de Gastronomía de la Región de Murcia) y Miguel Masssotti Manzanares (director del programa “MURyCía” de Onda Regional).
  2. #EspectáculoSaludable a cargo de la Nutricionista del Hospital de Molina, Rebeca Pastor Valero, ante casi 200 alumnos de primaria, donde con recursos distintos para comunicar salud, se consigue trasladar el mensaje a más personas, el destinatario (menores, adultos y familias) comprende mejor el mensaje y lo interioriza más fácilmente, aumenta la motivación para la adquisición de hábitos de alimentación saludable, etc.

La 3ª edición del Foro ComSalud, en noviembre de 2020, adoptó el formato online como consecuencia de la pandemia y centró su interés en Niños y COVID-19, con la participación del jefe del Servicio de Pediatría del Hospital de Molina, el doctor Pío Dólera Almaida.

El mismo formato online se mantuvo en su 4ª edición centrada en los procesos de deshabituación tabáquica y sus efectos en la salud, con la participación de los sanitarios de Ribera Hospital de Molina, la doctora Ana Huergo Silverio y Javier Rodríguez Fragoso, y distintos ciudadanos que compartieron sus experiencias al abandonar el hábito del tabaco.