El Hospital de Molina inicia su campaña de vacunación antigripal y antineumocócica para su personal

22 octubre 2020.- El Hospital de Molina pone en marcha la campaña de vacunación contra la gripe dirigida a todo el personal (sanitario y no sanitario) del Centro Hospitalario. Además, el personal hospitalario mayor de 60 años que se incorpore a la vacunación antigripal debe protegerse frente al neumococo, si no lo han hecho con anterioridad; mientras que los mayores de 65 que recibieron la antineumocócica en la temporada 2013-2014, deben recibir este año una dosis de recuerdo única y última.

El objetivo de la campaña es evitar las complicaciones derivadas de la gripe, fundamentalmente en las personas vulnerables, evitar coinfecciones de gripe y coronavirus, y evitar una excesiva sobrecarga en el sistema sanitario, que ya hace frente a una demanda asistencial muy elevada debido a la COVID19.

El Director Médico del Hospital de Molina, Eduardo Rodríguez de la Vega Espinosa, incide en la importancia de la vacuna de la gripe para hacer frente al COVID19 durante los meses de otoño e invierno: “No podemos olvidar que las personas de 65 años o más, pacientes ingresados crónicos, pacientes crónicos y pacientes con inmunosupresión (por ejemplo, asma, diabetes, etc.) constituyen un grupo de alto riesgo de complicaciones o muerte relacionadas con la gripe. La transmisión de la gripe entre sanitarios y pacientes es un problema grave en los centros sanitarios, ya que, en numerosas ocasiones, el propio personal sanitario es fuente de transmisión de la gripe: por una parte, porque los sanitarios continúan trabajando mientras están enfermos de gripe; y por otra, porque los sanitarios no vacunados, aunque no estén enfermos, pueden diseminar el virus”.

La epidemiología de la gripe consiste en:

  • Enfermedad de alta transmisibilidad que se disemina por toses, estornudos, contacto físico directo y vómitos.
  • El virus es transmisible de 1 a 2 días antes del comienzo de los síntomas y unos 5 días después de los primeros síntomas en condiciones normales.
  • Aproximadamente el 50% de los infectados no presentan síntomas, pero a pesar de ellos pueden contagiar la enfermedad.

El Hospital de Molina retoma su actividad gradualmente

11 mayo 2020.- Tras el cese de parte de su actividad por el Estado de Alarma decretado el 14 de marzo, debido a la pandemia del COVID-19, el Hospital de Molina retoma su actividad quirúrgica, de consultas y de rehabilitación, de manera gradual, reforzando sus medidas de seguridad y protección para sus pacientes.

Así, hoy lunes 11 de mayo comienza la actividad en las consultas de Especialidades de Dermatología, Traumatología, Neurofisiología, Ginecología y Obstetricia, Medicina Vascular y Unidad de Lesionados de Tráfico. Asimismo, el Servicio de Imagen Diagnóstica ya se está poniendo en contacto con los pacientes, cuyas pruebas quedaron pendientes de realizar debido al Estado de Alarma. Y el próximo miércoles 13 de mayo, retoma su actividad el Servicio de Fisioterapia.

El Hospital de Molina ha reforzado sus medidas de seguridad y protección para su personal y para todos los pacientes que acudan a sus instalaciones, de manera que, antes de acceder al Hospital, se les hace un triaje: check de preguntas establecidas por la Consejería de Salud, toma de temperatura e higiene de manos. Se debe acudir al Hospital con mascarilla. Y sólo en caso de que el paciente sea dependiente, menor o con discapacidad, podrá acudir con un único acompañante, que también deberá llevar mascarilla.

El Hospital también ha adaptado sus instalaciones, de manera que la ocupación máxima de las salas de espera es del 30% y los ascensores se han independizado para un mejor control de los circuitos de pacientes. También se reforzado el plan de limpieza de todas las instalaciones, material y aparataje del centro hospitalario.

Se mantienen las medidas de protección de todo el personal sanitario, equipado con EPIs y sometido a los tests rápidos, para su propia seguridad y la de los pacientes.

El Hospital de Molina también realiza pruebas PCR y tests rápidos cuantitativos y cualitativos a todos los pacientes, a quienes se les haya prescrito por privado, por compañía aseguradora o por empresa.

Mientras los pacientes permanezcan en el centro hospitalario, el Hospital de Molina les recomendará higiene de manos en todos los servicios a los que acudan y el deber de mantener la distancia de seguridad de 1’5 – 2 metros.