Ribera Hospital de Molina reduce los miomas, el sangrado y mejora la fertilidad gracias a la ablación por radiofrecuencia

ginecología
  • La ablación transvaginal por radiofrecuencia de los fibromas uterinos es rápida, fácil, predecible, segura, económica y asegura a la paciente mejora calidad de vida, la conservación de su útero, fertilidad y mínimo riesgo quirúrgico

Los miomas son tumores benignos que se originan en el tejido muscular del útero que suelen producir aumento de sangrado y dolor, pero también, problemas de fertilidad, dificultad para la gestación, incrementa la probabilidad de abortos, dolor pélvico e incluso, según el tamaño, aumento del volumen abdominal.
La sintomatología y el tamaño del mioma determinan el tratamiento a utilizar: tratamientos hormonales, tratamiento quirúrgico (miomectomía o histerectomía) e, incluso, la técnica de radiofrecuencia, que Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, desarrolla desde hace un par de años. 
“La radiofrecuencia de miomas es una alternativa a la cirugía y es mínimamente invasiva. La ablación por radiofrecuencia actúa directamente en el interior del mioma termocoagulando el tejido a través de una fina aguja que emite en su punta radiofrecuencia, siempre de manera controlada, en el mioma y sin dañar el resto de útero. De esta forma, el mioma disminuye su tamaño y sintomatología”, explica la responsable del Servicio de Ginecología y Obstetricia, Esperanza Gadea Niñoles, quien asegura que “al ser una técnica no quirúrgica, no daña el endometrio, lo que es muy positivo para la reproducción de la mujer, ya que evita cesáreas posteriores. Asimismo, se evita el quirófano y las complicaciones y tiempo de estancia posterior”.
En su apuesta por la cirugía mínimamente invasiva, Ribera Hospital de Molina dispone de “aparataje para histeroscopia ambulatoria sin necesidad de quirófano para valorar cavidad uterina de cara a la fertilidad, así como extirpación de pólipos y miomas submucosos, es decir, los que están dentro de la cavidad endometrial. En nuestro Servicio de Ginecología, también realizamos valoración del cuello uterino para valorar lesiones cervicales mediante colposcopia, y tratamientos de ligaduras de trompas y cualquier patología ginecológica mediante laparoscopia, siempre que sea posible”, explica Esperanza Gadea.
La doctora Gadea Niñoles concluye que “la ablación transvaginal por radiofrecuencia de los fibromas uterinos es rápida, fácil, predecible, segura, económica y asegura a la paciente mejora calidad de vida, la conservación de su útero, fertilidad y mínimo riesgo quirúrgico”. 
Desde hace casi dos años, Ribera Hospital de Molina utiliza con éxito esta técnica en pacientes con deseo de gestación, en pacientes con sangrados excesivos como consecuencia de los miomas y en pacientes con adenomiosis.
El servicio de ginecología cuenta con otras técnicas como el laser para mejorar la sequedad, incontinencia, liquen, labioplastias y virus del papiloma humano.

Tratamiento de miomas con radiofrecuencia

11 enero 2021.- Los miomas son tumores benignos – su grado de malignización es inferior al 1% – que se originan en el tejido muscular del útero. La sintomatología es diversa en función del tipo de mioma, su localización en el útero o su tamaño. Así, suelen producir aumento de sangrado y dolor, pero también, problemas de fertilidad, dificultad para la gestación, incrementa la probabilidad de abortos, dolor pélvico e incluso, según el tamaño, aumento del volumen abdominal.

La sintomatología y el tamaño del mioma determinan el tratamiento a utilizar: tratamientos hormonales, tratamiento quirúrgico (miomectomía o histerectomía) e, incluso, la técnica de radiofrecuencia, que el Hospital de Molina desarrolla desde hace más de un año.

“La radiofrecuencia de miomas es una alternativa a la cirugía y es mínimamente invasiva. La ablación por radiofrecuencia actúa directamente en el interior del mioma termocoagulando el tejido a través de una fina aguja que emite en su punta radiofrecuencia, siempre de manera controlada, en el mioma y sin dañar el resto de útero. De esta forma, el mioma disminuye su tamaño y sintomatología”, explica la responsable del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Molina, Esperanza Gadea Niñoles, quien asegura que “al ser una técnica no quirúrgica, no daña el endometrio, lo que es muy positivo para la reproducción de la mujer, ya que evita cesáreas posteriores. Asimismo, se evita el quirófano y las complicaciones y tiempo de estancia posterior”.

La aparición de miomas suele ser más frecuente en mujeres de edad fértil, aunque, según Gadea Niñoles, deben ser revisados también durante la menopausia.

El Hospital de Molina ha realizado con éxito radiofrecuencia de miomas en pacientes con deseo de gestación y miomas, en pacientes con sangrados excesivos producidos por estos miomas y también en adenomiosis.

En su apuesta por la cirugía mínimamente invasiva, el Hospital de Molina dispone de “aparataje para histeroscopia ambulatoria sin necesidad de quirófano para valorar cavidad uterina de cara a la fertilidad, así como extirpación de pólipos y miomas submucosos, es decir, los que están dentro de la cavidad endometrial. En nuestro Servicio de Ginecología, también realizamos valoración del cuello uterino para valorar lesiones cervicales mediante colposcopia, y tratamientos de ligaduras de trompas y cualquier patología ginecológica mediante laparoscopia, siempre que sea posible”, explica Esperanza Gadea.

El Hospital de Molina retoma su actividad gradualmente

11 mayo 2020.- Tras el cese de parte de su actividad por el Estado de Alarma decretado el 14 de marzo, debido a la pandemia del COVID-19, el Hospital de Molina retoma su actividad quirúrgica, de consultas y de rehabilitación, de manera gradual, reforzando sus medidas de seguridad y protección para sus pacientes.

Así, hoy lunes 11 de mayo comienza la actividad en las consultas de Especialidades de Dermatología, Traumatología, Neurofisiología, Ginecología y Obstetricia, Medicina Vascular y Unidad de Lesionados de Tráfico. Asimismo, el Servicio de Imagen Diagnóstica ya se está poniendo en contacto con los pacientes, cuyas pruebas quedaron pendientes de realizar debido al Estado de Alarma. Y el próximo miércoles 13 de mayo, retoma su actividad el Servicio de Fisioterapia.

El Hospital de Molina ha reforzado sus medidas de seguridad y protección para su personal y para todos los pacientes que acudan a sus instalaciones, de manera que, antes de acceder al Hospital, se les hace un triaje: check de preguntas establecidas por la Consejería de Salud, toma de temperatura e higiene de manos. Se debe acudir al Hospital con mascarilla. Y sólo en caso de que el paciente sea dependiente, menor o con discapacidad, podrá acudir con un único acompañante, que también deberá llevar mascarilla.

El Hospital también ha adaptado sus instalaciones, de manera que la ocupación máxima de las salas de espera es del 30% y los ascensores se han independizado para un mejor control de los circuitos de pacientes. También se reforzado el plan de limpieza de todas las instalaciones, material y aparataje del centro hospitalario.

Se mantienen las medidas de protección de todo el personal sanitario, equipado con EPIs y sometido a los tests rápidos, para su propia seguridad y la de los pacientes.

El Hospital de Molina también realiza pruebas PCR y tests rápidos cuantitativos y cualitativos a todos los pacientes, a quienes se les haya prescrito por privado, por compañía aseguradora o por empresa.

Mientras los pacientes permanezcan en el centro hospitalario, el Hospital de Molina les recomendará higiene de manos en todos los servicios a los que acudan y el deber de mantener la distancia de seguridad de 1’5 – 2 metros.

El Hospital de Molina, pionero en el tratamiento de miomas con radiofrecuencia

3 marzo 2020.- Los miomas son tumores benignos – su grado de malignización es inferior al 1% – que se originan en el tejido muscular del útero. La sintomatología es diversa en función del tipo de mioma, su localización en el útero o su tamaño. Así, suelen producir aumento de sangrado y dolor, pero también, problemas de fertilidad, dificultad para la gestación, incrementa la probabilidad de abortos, dolor pélvico e incluso, según el tamaño, aumento del volumen abdominal.

La sintomatología y el tamaño del mioma determinan el tratamiento a utilizar: tratamientos hormonales, tratamiento quirúrgico (miomectomía o histerectomía) e incluso la nueva técnica de radiofrecuencia.

“La radiofrecuencia de miomas es una alternativa a la cirugía y es mínimamente invasiva. La ablación por radiofrecuencia actúa directamente en el interior del mioma termocoagulando el tejido a través de una fina aguja que emite en su punta radiofrecuencia, siempre de manera controlada, en el mioma y sin dañar el resto de útero. De esta forma, el mioma disminuye su tamaño y sintomatología”, explica la responsable del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Molina, Esperanza Gadea Niñoles, quien asegura que “al ser una técnica no quirúrgica, no daña el endometrio, lo que es muy positivo para la reproducción de la mujer, ya que evita cesáreas posteriores. Asimismo, se evita el quirófano y las complicaciones y tiempo de estancia posterior”.

La aparición de miomas suele ser más frecuente en mujeres de edad fértil, aunque, según Gadea Niñoles, deben ser revisados también durante la menopausia.

El Hospital de Molina es pionero en el uso de esta técnica en la Región de Murcia. Actualmente ya se han realizado con éxito radiofrecuencia de miomas en el centro hospitalario tanto en pacientes con deseo de gestación y miomas, como en pacientes con sangrados excesivos producidos por estos miomas. También se está empezando a usar en adenomiosis.

El Hospital de Molina apuesta por la cirugía mínimamente invasiva y, en este sentido, dispone de “aparataje para histeroscopia ambulatoria sin necesidad de quirófano para valorar cavidad uterina de cara a la fertilidad, así como extirpación de pólipos y miomas submucosos, es decir, los que están dentro de la cavidad endometrial. En nuestro Servicio de Ginecología, también realizamos valoración del cuello uterino para valorar lesiones cervicales mediante colposcopia, y tratamientos de ligaduras de trompas y cualquier patología ginecológica mediante laparoscopia, siempre que sea posible”, explica Esperanza Gadea.

El Hospital de Molina amplía su Servicio de Atención Global a la Mujer con una Consulta de Matrona

15 enero 2020.- Tras poner en marcha su Servicio de Atención Global a la Mujer, que ofrece un cuidado continuado e integral de todas las etapas de la vida de las mujeres – desde el embarazo, hasta la menopausia -, el Hospital de Molina amplía este servicio con la puesta en marcha de una Consulta de Matrona, dirigida por la matrona Emilia Redondo Hortelano.

Esta Consulta – que centrará su atención en el control de embarazo, consejo sobre el parto, el puerperio, postparto y la lactancia materna – responde así a las necesidades de muchas pacientes del centro hospitalario, especialmente de compañías aseguradoras, que venían requiriendo la asistencia de una matrona, como figura complementaria a los especialistas en ginecología que ofrece un servicio más personalizado: “Sobre todo, después del parto, las mujeres se suelen encontrar muy solas y necesitan la figura de un profesional que las guíe en el proceso inmediatamente posterior al alumbramiento, donde se producen muchos agobios y nervios, y durante la lactancia, que muchas abandonan por carecer de esa figura profesional que las guíe y las ayude”, afirma Redondo Hortelano.

Con una atención personalizada e individualizada, de lunes a viernes, la Consulta de Matrona viene a complementar el Servicio de Atención Global a la Mujer del Hospital de Molina, integrado por un equipo multidisciplinar de profesionales especialistas en ginecología, dietética-nutrición, fisioterapia y psicología.