Apenas el 30% de los hospitales españoles realizan un ejercicio de transparencia y de rendición de cuentas

  • Un estudio financiado por la Cátedra de Investigación Hospital de Molina de la UCAM aborda la “Comunicación socialmente responsable en organizaciones hospitalarias. Rendición de cuentas a través de un lenguaje común”
  • El estudio pone de manifiesto que, en ese ejercicio de la transparencia y la rendición de cuentas, la comunicación se perfila como una línea estratégica de la gestión que las organizaciones hospitalarias hacen de su RSC

Molina de Segura, 4 de noviembre de 2021 -. Apenas el 30% de los hospitales españoles realizan un ejercicio de transparencia y de rendición de cuentas para con sus grupos de interés, mediante la explicación de algunos o de todos sus desempeños. Ésta es una de las conclusiones del estudio “La comunicación socialmente responsable. Rendición de cuentas a través de un lenguaje común”, desarrollado por la DirCom y DiRSE de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, Marta Isabel García-Rivas, presentado en el XVI Congreso Internacional de Ciencias Sociales Interdisciplinares (Oxford Brookes University, julio 2021).

Atendiendo a su misión, las organizaciones hospitalarias pueden responder a los desafíos de la Agenda 2030 desde una doble perspectiva: su actividad asistencial y su gestión socialmente responsable. García-Rivas señala que, en ese ejercicio de la transparencia y la rendición de cuentas, la comunicación se perfila como una línea estratégica de su gestión de la RSC. Sin embargo, tras una revisión de las páginas webs de las organizaciones hospitalarias privadas españolas, se evidencia una escasa tendencia a la estandarización de la comunicación de la RSC hospitalaria, lo que genera una diversidad de lenguaje y de conceptos que puede llegar a dificultar la comprensión por parte de los grupos de interés sobre la contribución de estas organizaciones a la Agenda 2030.

El estudio toma como base el Catálogo Nacional de Hospitales 2020 (CNH_2020) para comprobar, a partir de las páginas webs de los hospitales españoles, si disponen de Informe/Memoria de sostenibilidad y/o reportan información no financiera. Utilizando una muestra por conveniencia, del total de 837 centros hospitalarios que integran el CNH_2020, 264 hospitales constituyen la muestra representativa, en la que se encuentran representados centros privados y públicos, con concierto con el SNS, generales y especializados, y dependientes de diferentes administraciones públicas y organismos sociales. 

Los resultados arrojan unas cifras bajas, en torno al 9,47%, de hospitales españoles que disponen de informe de sostenibilidad. Aunque suben un poco más, 20,08%, cuando se trata de centros hospitalarios que disponen de algún tipo de reporte, aunque no sea estrictamente de sostenibilidad. Mientras que la mayoría, 70,45%, no dispone de ningún tipo de reporte.

La autora concluye que apenas el 10% de los hospitales españoles están comprometidos con una gestión socialmente responsable, de la que rinden cuentas periódicamente a través de Informes/Memorias de Sostenibilidad. Documentos en los que, independientemente de que se rijan o no por un estándar de comunicación de la RSC, abordan asuntos materiales muy similares, relativos a los ámbitos asistencial, buen gobierno, económico, medioambiental y social. Mientras que el 20% de los hospitales españoles reportan algún tipo de información, aunque con referencia mayoritaria a su actividad asistencial, y en ocasiones, relativas a parte de su desempeño social, atribuyéndole la denominación de RSC. Esto supone una diversidad de lenguaje y de conceptos, que dificulta la medición de objetivos y contribuciones a la sostenibilidad, así como las prácticas de benchmarcking.

Este estudio, enmarcado dentro de una investigación doctoral, está financiada por la Cátedra de Investigación Hospital de Molina-UCAM. 

Los riesgos y costes hospitalarios asociados a la DRE podrían reducirse con un abordaje integral y multidisciplinar previo al ingreso

  • Un estudio financiado por la Cátedra de Investigación Hospital de Molina de la UCAM aborda la Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE), sus riesgos y sus costes asociados en un hospital general
  • La DRE afecta, en Europa, a más de 30 millones de personas y supone un coste extra derivado y aproximado de 170.000 millones de euros al año

Molina de Segura, 24 de agosto de 2021 -. La atención nutricional individualizada, desde la Atención Primaria, de las personas con riesgo de Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE) reduciría los riesgos de esta patología una vez hospitalizadas, así como los costes derivados de la misma. Ésta es una de las conclusiones del estudio “Desnutrición Relacionada con la Enfermedad, parámetros funcionales y costes asociados en un hospital general”, desarrollado por el dietista-nutricionista de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, Pablo Barcina Pérez, como autor principal, y publicado por la revista científica Nutrición Hospitalaria, vol. 38 (2021).

La DRE es una desnutrición asociada a un estado patológico. Se calcula que, en Europa, afecta a más de 30 millones de personas y supone un coste extra derivado aproximadamente de 170.000 millones de euros al año. Sin embargo, según revela el estudio, resulta difícil homogeneizar resultados y conclusiones dada la inexistencia de un estándar a la hora de detectar la DRE, a pesar de las ultimas recomendaciones de la Iniciativa de Liderazgo Mundial para la Desnutrición (GLIM). Por lo que, según Barcina Pérez, se precisan protocolos multidisciplinares para el abordaje de la DRE.

Para ello, la investigación realiza un estudio observacional de corte transversal con un tamaño muestral de 203 sujetos, a los que de junio a diciembre de 2018 se les realiza un cribado nutricional conforme al Nutritional Risk Screening 2002 (NRS-2002) y un diagnóstico según los criterios de la Iniciativa de Liderazgo Mundial en Desnutrición (GLIM). También se registra la duración del ingreso y se efectúa una estimación del coste de la estancia de todos los pacientes ingresados en medicina interna y conforme a los criterios de selección.

Los resultados arrojan unas cifras elevadas, cercanas al 50% de esos pacientes ingresados, de personas en riesgo de DRE (28%) y pacientes con diagnóstico de DRE (19%). Además, tanto unos como otros incrementan su estancia hospitalaria en 3 días más y un coste superior en 1.803,66 euros con respecto a los pacientes normonutridos.

Por lo que el especialista de Ribera Hospital de Molina concluye en la necesidad de un abordaje integral y multidisciplinar de la DRE coordinada desde la Comunidad Autónoma, la Atención Primaria y los hospitales, especialmente en las mujeres mayores de 70 años con patología pulmonar, para reducir los riesgos de la DRE y sus elevados costes hospitalarios.

Este estudio, en el que también ha participado el director gerente de Ribera Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, está financiado por la Cátedra de Investigación Hospital de Molina de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM).  

Especialistas en Medicina Vascular del Hospital de Molina demuestran que la infravaloración clínica de la Enfermedad Venosa Crónica (EVC) puede ser causada por un déficit en la formación de pregrado

11 noviembre 2020.- La existencia de un déficit en la formación pregrado sobre la Enfermedad Venosa Crónica (EVC) podría ser una de las causas de su posterior infravaloración clínica. Así se desprende del estudio “Evaluación de la formación, conocimientos y actitud sobre la enfermedad venosa crónica en el pregrado de medicina en España”, desarrollado por los especialistas en Medicina Vascular del Hospital de Molina, Germán Morales Cuenca, Germán Morales López y Fernando Abadía Sánchez, y publicado en la revista científica Cirugía Española, vol. 98 (2020).

La premisa inicial de este estudio señala que, a pesar de su elevada prevalencia y alto coste sociosanitario, la enfermedad venosa crónica (EVC) está infravalorada a nivel asistencial. Aunque se han comunicado déficits formativos en el postgrado de medicina, el estudio propone, como una de las posibles causas, un déficit formativo en el pregrado de medicina.

Para ello, el estudio utiliza un muestreo no probabilístico a través de una encuesta dirigida a estudiantes de últimos cursos del grado de medicina. Con los datos obtenidos, 351 encuestas válidas que incluyen estudiantes de todas las facultades públicas y privadas españolas, los autores realizan un estudio estadístico descriptivo e inferencial.

En base a los resultados obtenidos, los autores señalan que se evidencia una escasa formación teórica y práctica en EVC, un déficit de conocimientos en aspectos básicos y una infravaloración de la EVC frente a otras enfermedades crónicas. El 93,2% de los encuestados opina que se debería mejorar la formación pregrado sobre la EVC.

Los especialistas del Hospital de Molina concluyen que éste es el primer estudio que demuestra la existencia de un déficit en la formación pregrado sobre la EVC, lo que puede ser una de las causas de su posterior infravaloración clínica.