Ribera Hospital de Molina presenta los proyectos de investigación en los que trabaja relacionados con las enfermedades raras

enfermedades raras
  • A través de su Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM, el centro hospitalario centra sus investigaciones en la termografía clínica como herramienta de valoración del estado de salud y del tratamiento de las enfermedades raras de naturaleza neuromuscular 
  • Los distintos proyectos de investigación de Ribera Hospital de Molina han sido presentados en el marco de la VII Jornada Regional de Enfermedades Raras

 La Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM, de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, ha presentado, en el marco de la VII Jornada Regional de Enfermedades Raras, celebrada el ayer miércoles 15 de diciembre, los avances realizados en el estudio sobre “La termografía como herramienta de valoración del estado de salud y del tratamiento de las enfermedades raras de naturaleza neuromuscular”.

Así, Alessio Cabizosu – investigador principal del grupo de investigación THERMHESC, Infrarred radiation patterns in health science, que colabora directamente con la Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM -, ha presentado los hallazgos obtenidos en el estudio de la termografía como herramienta de diagnóstico y evaluación de la distrofia muscular de Emery-Dreifuss, en relación con los aspectos metabólicos a nivel neuromuscular de esta enfermedad: “La técnica termográfica se basa en la medición y cuantificación de la temperatura de la superficie corporal. Al aplicarla a la distrofia muscular Emery-Dreifuss – un tipo de distrofia que afecta principalmente al músculo esquelético y cardíaco -, hemos encontrado diferencias de temperaturas dependiendo de la fase evolutiva de la enfermedad en relación con los parámetros edad – índice de masa corporal. Los últimos hallazgos revelan que a medida que la enfermedad evoluciona y por tanto la atrofia muscular aumenta, disminuyen las radiaciones infrarrojas, debido a que el tejido adiposo es menos vascularizado que el tejido muscular. Estos datos han sido comparados con un test de fuerza y con imágenes TAC, evidenciando que a medida que la atrofia aumentaba, la fuerza disminuía, y la estructura muscular «se enfriaba»”.

Cabizosu también ha explicado el nuevo proyecto de investigación en el que están trabajando junto con ASTRAPACE en el ámbito de las enfermedades neuromusculares: “Actualmente, estamos tomando datos termográficos y funcionales sobre paciente afectos por enfermedades raras, como la hemiplejía alternante de la infancia o los síndromes de Norman-Roberts, Rubinstein-Taybi y Sjögren Larson, entre otras. Queremos comprobar si la termografía clínica es fiable en pacientes con daño cerebral o alteraciones genéticas y, a continuación, cuantificar la espasticidad o el daño neuromuscular de manera objetiva y fiable. Esperamos contar con resultados en unos 6 u 8 meses”.

La termografía clínica es una técnica médica de diagnóstico por imagen que registra las radiaciones infrarrojas emitidas por los cuerpos. Según el investigador de THERMHESC que colabora con la Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM, “aplicada a las enfermedades raras, esta herramienta supone poder tener un seguimiento fiable y objetivo del estado funcional de los tejidos, y no observar solo respuestas estructurales, que es lo que normalmente se observa en las imágenes de diagnóstico médico. Además, supone poder valorar los efectos de fármacos o tratamientos para poder enfocarlos de la mejor manera posible”.

La termografía clínica ha adquirido un gran protagonismo recientemente, debido al control masivo de la temperatura en espacio públicos con motivo de la COVID-19, pero esta técnica se viene utilizando desde hace muchos años en distintas especialidades, como dermatología, oncología, neurología, cardiología, etc.

Por su parte, el director-gerente de Ribera Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, ha destacado que “desde nuestro hospital, contribuimos a visibilizar a pacientes con enfermedades poco frecuentes mediante la investigación que desarrollamos a través de nuestra Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM, y mediante la divulgación, a través de jornadas como ésta. Dos actividades de suma importancia a la que añadimos nuestra adhesión a programas de atención individualizada para este tipo de pacientes, en consonancia con nuestra Misión, Visión y Valores y nuestro modelo de Salud Responsable”

Un año más, Ribera Hospital de Molina colabora con FEDER, el Ayuntamiento de Molina de Segura y el Servicio Murciano de Salud (SMS) en la organización de la VII edición de la Jornada Regional de Enfermedades Raras.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp