Ribera Hospital de Molina consigue la certificación de Huella de Carbono por su compromiso con el medio ambiente

fotovoltaica
  • Esta exigente certificación internacional verifica la totalidad de gases invernadero emitidos al Medio Ambiente gracias a la implementación de estrategias de reducción

Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, ha conseguido recientemente la certificación de verificación del cálculo de Gases de Efecto Invernadero, con la norma GHG Protocol, que valida el cálculo del centro molinense   sobre las emisiones de gases (Alcance 1 y 2) emitidos al Medio Ambiente.
Esta certificación garantiza que el hospital cumple de forma rigurosa con el cálculo desglosado de las emisiones totales que emite; que realiza periódicamente auditorías internas y externas para el control de los consumos; y que cada año se marca objetivos de reducción de Huella de Carbono. 
Ribera Hospital de Molina viene implantando una serie de medidas y acciones para mejorar su impacto en el medio ambiente. Medidas como la instalación de una planta fotovoltaica de autoconsumo en su cubierta, lo que supone una menor dependencia de la energía eléctrica del centro, atendiendo a la implicación y compromiso que el centro tiene con la sostenibilidad del medio ambiente
Gracias a esta medida, entre otras, y al esfuerzo de todos los profesionales se consigue reducir la huella de carbono. Desde Ribera Salud aseguran que “seguimos trabajando para continuar mitigando el impacto de la actividad de nuestros hospitales sobre el Medio Ambiente”.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp