Pedro Hernández Jiménez: “En enfermedades infecciosas no hay un 100% de inmunidad”

enfermedades
  • El director gerente de Ribera Hospital de Molina ha explicado que las personas que han pasado el coronavirus y las que han sido vacunadas pueden volver a contraer la enfermedad
  •  El uso correcto de la mascarilla, el lavado de manos y la distancia social, junto con la vacuna, continúan siendo las medidas de protección frente a esta quinta ola

La quinta ola está demostrando que nadie es inmune al coronavirus, ni siquiera los más jóvenes, de hecho, el perfil de los contagiados en la Región de Murcia en esta quinta ola de pandemia responde a personas jóvenes de entre 20-40 años. Mientras que son las personas de entre 40-80 años los que presentan síntomas más agudos y requieren de ingreso hospitalario, incluso de UCI. 

“Se están dando casos de personas que han pasado la enfermedad, pero no han adquirido la inmunidad suficiente como para no volver a reinfectarse. Y también se dan casos de personas vacunadas, incluso con la pauta completa, que terminan contagiándose. Pero eso no significa que las vacunas no sirvan. De hecho, se está demostrando que son válidas porque el número de personas vacunadas contagiadas es muy pequeño. Pero sí debemos tener en cuenta que en enfermedades infecciosas no hay un 100% de inmunidad”, explica Pedro Hernández Jiménez, director gerente de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, y miembro del comité técnico-científico de seguimiento del COVID-19 en Molina de Segura.

Hernández Jiménez insiste en que las personas vacunadas que hayan dado positivo en coronavirus también pueden contagiar. Por eso es importante que sigan respetando las medidas de prevención: confinarse hasta que tengan una PCR negativa, usar mascarilla, lavado de manos, distancia de seguridad, reducir al máximo los contactos, etc. Y si el contagio se produce entre la primera y la segunda dosis de la vacuna, el protocolo establece la interrupción de la vacunación, adopción de todas las medidas de prevención y retomar la vacunación una vez transcurridos 6 meses desde que se tenga una PCR negativa.

En algunos casos, estos contagios se están produciendo por variantes del virus SARS-CoV-2, y los síntomas siguen siendo los mismos: sintomatología respiratoria y de aparato digestivo, lo que se traduce en diarrea, vómitos, náuseas, tos, fiebre, disnea, etc.

Por otra parte, se ha detectado una presencia cada vez más notable del llamado “Covid persistente”, es decir, pacientes que manifiestan síntomas del Covid incluso meses después de haber sufrido la infección. Tal y como señala el director gerente de Ribera Hospital de Molina, “no se sabe muy bien a qué se debe. Puede ser por autoinmunidad, es decir, nuestro organismo continúa generando anticuerpos que reaccionan frente a nuestro propio organismo; por correlación con otros virus concomitantes como el virus de EPSTEIN-BARR, el citomegalovirus u otros; etc.”.

Pedro Hernández Jiménez apela a la responsabilidad individual para seguir respetando las medidas de protección frente al coronavirus: uso adecuado y correcto de la mascarilla, lavado de manos y distancia social.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp