#DíaMundialdelSueño Dr. Antonio Martínez Robledo: “Basta con aplicar el sentido común y escuchar a nuestro cuerpo: si éste nos pide descansar, ir a la cama y dormir”

14 marzo 2018.- Dolor de cabeza, dolores musculares, irritabilidad, sensación de decaimiento, excesiva facilidad para dormirse durante el día. Son algunas de las consecuencias de no haber dormido correctamente, y por tanto, no tener la adecuada recuperación física y mental que ocurre durante el sueño. En el caso de los niños, explica el responsable de la Unidad de Neurofisiología del Hospital de Molina, Dr. Antonio Martínez Robledo, “las consecuencias pasan por desarrollar conductas hiperactivas y conductuales y retraso en el rendimiento escolar, e incluso en el desarrollo físico, sobre todo, en forma de baja estatura”.

El especialista recomienda que los niños duerman al menos 8 horas seguidas, mientras que, en el caso de los adultos, no existe una regla fija: “En general, se acepta como normal cualquier tiempo de sueño siempre que al día siguiente estemos descansados y con la energía suficiente para abordar nuestras tareas”.

Para conseguir un sueño reparador, el Dr. Martínez Robledo recomienda, como norma general, seguir un patrón de vida sana y ordenada, evitando sustancias, comidas y actividades físicas intensas en las horas inmediatamente anteriores a la hora de ir a la cama: “Basta con aplicar el sentido común y, sobre todo, escuchar a nuestro cuerpo; y si éste nos pide descansar, ir a la cama y dormir”.

El responsable de la Unidad de Neurofisiología del Hospital de Molina señala que la luz y la oscuridad juegan un papel importante en la regulación del sueño: “El sueño presenta una organización básica diaria, presenta un ritmo circadiano (cada ciclo dura más o menos 24 horas, aunque no de forma exacta). Lógicamente, este ritmo se estructura en torno a las fases día (luz) y noche (oscuridad). Nuestro cuerpo está preparado para descansar con la oscuridad y estar vigil (es decir, despierto y consciente) con la luz, influido por la secreción y formación se diferentes sustancias en nuestro interior que varía con los ciclos de luz. Si alteramos este patrón, alteramos la secreción de estas sustancias y el sueño se ve alterado de forma irremediable”.

Si durante al menos dos semanas se tiene sensación de un sueño no reparador, o si, por el contrario, se coge sueño con excesiva facilidad durante las tareas de ocio, como por ejemplo en el cine o viendo la televisión, es importante consultar con un especialista. Y en el caso de los más pequeños, siempre que se aprecien conductas hiperactivas, ronquidos mantenidos en el tiempo o retraso injustificado en el rendimiento escolar.

Bajo el lema Join the Sleep World, Preserve Your Rhythms to Enjoy Life, el próximo viernes, 16 de marzo, se celebra el Día Mundial del Sueño (www.worldsleepday.org).  

Enlaces Relacionados: