El Hospital de Molina incorpora novedades en Traumatología y Cirugía Ortopédica

1 octubre 2015.- El Servicio de Traumatología del Hospital de Molina incorpora entre sus tratamientos las novedades abordadas en el XXVI Congreso de la Sociedad Europea de Cirugía de Hombro y Codo (SECEC), celebrado en Milán (16-19 septiembre).

  

El traumatólogo del Centro Hospitalario, Dr. Diego Giménez Belmonte, destaca entre esas novedades la sistematización propuesta para el tratamiento de las fracturas de húmero proximal, muy frecuentes en pacientes de edad avanzada: “Este protocolo basado en la identificación de las factores que influyen en la estabilidad de la fractura y en los factores que van a afectar su curación permite indicar una técnica de reparación específica para cada tipo de fractura y características de los pacientes”.

Uno de los retos más difíciles de resolver en el campo de la cirugía de hombro es el tratamiento de las lesiones masivas del manguito rotador: “Hablamos de lesión masiva cuando la rotura de estos tendones es tan grande o tiene tanto tiempo de evolución que es imposible suturarlos con los medios habituales. Se han presentado sistemas de aumentación tendinosa que en algunos casos permiten realizar la reparación en estos casos. Cuando esto tampoco se puede usar se propone la realización de transferencias tendinosas para recuperar estos tendones que son fundamentales en la movilidad del hombro. Una transferencia tendinosa significa usar otro tendón más o menos cercano al hombro que tenga una función menos importante para “transplantarlo” al manguito rotador y así recuperar su función”, explica el traumatólogo del Hospital de Molina.

En el caso de luxaciones de hombro repetidas y en movimientos normales de la vida cotidiana o incluso durante el sueño, lo que representa una limitación muy importante en la persona que lo padece, las reparaciones artroscópicas consiguen resultados tan buenos como la cirugía abierta, y con menos molestias para el paciente. Incluso, se estudia la posibilidad, según el Dr. Giménez Belmonte, de realizar esta reparación incluso después de un primer episodio de luxación, sobre todo en pacientes jóvenes deportistas, para evitar que el hombro se sigua saliendo.

En cuanto a las lesiones complejas de los ligamentos de codo, cuya secuela más frecuente es la rigidez de codo, provocando una importante limitación funcional, la cirugía artroscópica se perfila como una de las mejores soluciones para resolverlo, evitando así cirugías abiertas muy agresivas. En este sentido, el Servicio de Traumatología del Hospital de Molina incorpora técnicas para la resección artroscópica de la cabeza radial y la reducción asistida por artroscopia de las fracturas de glena.

En cuanto a la cirugía protésica, el Dr. Diego Giménez Belmonte destaca “las nuevas técnicas de fijación de tuberosidades cuando colocamos una prótesis en casos de fracturas de húmero proximal; las prótesis invertidas de hombro que usamos también en muchos casos de fracturas o cuando el manguito rotador está muy lesionado; y la prótesis de codo, que aunque es menos frecuente su colocación, tiene unas indicaciones precisas en casos de codos reumáticos o fracturas complejas que resultan imposibles para su reconstrucción”.

Enlaces Relacionados: