Las revisiones periódicas son clave para prevenir el glaucoma

11 marzo 2015.- La “ceguera silenciosa”: así es como se conoce popularmente el glaucoma. Una enfermedad neurodegenerativa del nervio óptico, difícil de diagnosticar si no es con una exploración de la vista exhaustiva, y que, si no se trata, puede derivar en una pérdida casi total de la visión.

Mañana jueves, 12 de marzo, se conmemora el Día Internacional del Glaucoma, que ya se ha convertido en la causa de ceguera más común en todo el mundo. Las personas de raza negra, diabéticas y con enfermedades vasculares son las más susceptibles de padecerla. Y aunque la mayoría de los casos aparecen a partir de los 65 años, es una vez cumplidos los 40 cuando se recomienda iniciar los controles periódicos. Las revisiones son clave para la prevención del glaucoma.

Nuestra clínica oftalmológica OFTALMAR del Hospital de Molina está desarrollando una campaña gratuita de detección del glaucoma, ya que, a pesar de que es irreversible, existen diversos tratamientos que pueden minimizar en lo posible la evolución de la enfermedad, e incluso favorecer su detección precoz.

La gran mayoría de glaucomas están asociados a una presión intraocular elevada. Disminuirla es el objetivo fundamental de estos tratamientos, que inicialmente suelen consistir en gotas, y que pueden complementarse mediante técnicas quirúrgicas avanzadas y láser.

La colaboración del paciente es fundamental así como un seguimiento adecuado. Con revisiones periódicas, el glaucoma no solo se puede detectar a tiempo, sino que se puede mantener bajo control.

Enlaces Relacionados:

Oftalmar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp