La línea de estética de Ribera Hospital de Molina realiza aumentos de pecho con resultados más naturales y cicatrices mínimas

quirófano
  • El centro molinense aborda el aumento mamario con técnicas mínimamente invasivas por surco submamario o por vía axilar que consigue cicatrices de apenas 3 centímetros

Ribera Hospital de Molina,  que incorporó recientemente una nueva área denominada Ribera Estética, ha consolidado una técnica de aumento de pecho con técnicas mínimamente invasivas que consiguen resultados mucho más naturales y sin apenas cicatrices.
La visibilidad y estética de las cicatrices después de una operación de aumento de mamas es una de las principales preocupaciones. Por ello, existen varias opciones de abordaje mínimamente invasivo para reducir al máximo la cicatriz en este tipo de intervenciones. El Dr. Jacinto Orgaz, especialista del servicio de estética de Ribera Hospital de Molina, ha implantado el abordaje con cicatriz en el surco submamario o el abordaje axilar como dos opciones para las pacientes que quieran intervenirse en el hospital molinense. Ambas técnicas consiguen resultados muy naturales y con mamas libres de cicatrices y apenas visibles.
La vía submamaria es cuando se coloca la cicatriz en el pliegue o surco bajo el pecho. Se trata de una incisión horizontal que sigue el pliegue natural debajo del pecho, donde se pliega contra la caja torácica. Algunos de los beneficios de este punto de incisión es que le da al médico un gran control para colocar el implanta delante o detrás del músculo, y la cicatriz resulta oculta de forma natural. “Gracias a esta técnica conseguimos una mayor simetría entre ambas mamas y evitamos la pérdida de sensibilidad. Además, con la invasión mínimamente invasiva conseguimos cicatrices de 3 centímetros, mientras que con técnicas convencionales las cicatrices son de unos 7 centímetros”.
Otra de las opciones que se ofrece a las pacientes es el aumento de pecho por vía axilar, una técnica que deja escondida la cicatriz en alguna de las arrugas del pliegue axilar, quedando el pecho sin marcas visibles. “La naturalidad del resultado marca la diferencia. Por otro lado, a los cirujanos nos permite un acceso directo al plano retropectoral o al que más convenga en cada caso”.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp