La importancia de mantener un estilo de vida activo

28 diciembre 2015.- La Navidad es una época de felicidad, de alegría, de compartir…Pero también es una época peligrosa para nuestra salud. Si al estado de sedentarismo actual que vive nuestra sociedad le sumamos una ingesta masiva de calorías, el resultado es un cóctel explosivo peligroso para nuestro organismo. La sobrealimentación a corto plazo y la reducción de la actividad física tienen un impacto muy negativo en la salud metabólica.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2014 el 39% de las personas adultas tenían sobrepeso, de las que el 13% eran obesas. El excesivo sedentarismo de la vida actual es un factor causante.

El responsable del Servicio de Actividad Física para la Salud del Hospital de Molina, José Manuel Martínez Real, explica que “el sobrepeso y la obesidad, así como sus enfermedades no transmisibles asociadas, son en gran parte prevenibles aumentando el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos, bebiendo mucha agua y realizando una actividad física de forma periódica”.

Martínez Real recomienda moverse esta Navidad y apostar por un estilo de vida activo: “Hacer algo de ejercicio, mantener un estilo de vida activo, caminar, correr, nadar, escalar, montar en bici… Tu cuerpo y tu salud te lo agradecerán”.

Enlaces Relacionados:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp