29 de septiembre: Día Mundial del Corazón

29 septiembre 2013.- La enfermedad cardiovascular – que incluye la enfermedad cardíaca y el ictus – afecta a personas, hombres y mujeres, de todas las edades, incluidos los niños. Actualmente, es la principal causa de mortalidad en todo el mundo con 17,3 millones de muertes al año. Y de ellas, un gran porcentaje son prematuras, sucediendo antes de los 70 años.

Con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra mañana hoy 29 de septiembre, el Hospital de Molina recuerda que la mayoría de las enfermedades cardiovasculares están causadas por factores de riesgo que pueden ser controlados, tratados o modificados. De manera que cada persona puede tomar medidas para reducir su riesgo y el de su familia. El Hospital de Molina dispone de Unidades de Cardiología, Dietética y Nutrición que, en palabras del Director-Gerente, Pedro Hernández Jiménez, “trabajan día a día para mejorar la salud cardiovascular de los pacientes que ya han desarrollado una patología y para orientarles en una serie de hábitos saludables que permiten optimizar la salud de los ciudadanos de nuestra ciudad y nuestra comarca. Además, desde nuestro Centro Hospitalario trabajamos en dos proyectos de investigación en colaboración con el Ayuntamiento de Molina, el Ministerio de Sanidad y el Servicio de Murciano de Salud, que contribuirán a mejorar la salud de nuestros habitantes, evitando la aparición de patologías en un órgano tan vital y crítico como es el corazón”.

El primer paso para reducir los riesgos de padecer una enfermedad cardiovascular, es conocer precisamente los riesgos individuales de cada persona, para – según reza el lema de este Día, organizado por la Fundación Española del Corazón (http://www.fundaciondelcorazon.com/actualidad/dia-mundial-del-corazon.html) – Emprender el camino hacia un corazón sano. En este sentido, es importante:

Controlar la presión arterial.
Dejar de fumar.
Controlar el nivel de glucosa en sangre.
Practicar periódicamente alguna actividad física.
Mantener una dieta equilibrada.
Si se ha sufrido un infarto cardiaco o ictus, consultar al especialista sobre la mejor manera de tratar y controlar los riesgos para evitar que se vuelva a repetir.
Consultar al médico para que nos ayude a controlar la presión arterial, los niveles de colesterol y glucosa, el peso y el índice de masa corporal (IMC), y nos aconseje sobre el riesgo cardiovascular.

En el caso concreto de las mujeres, se debe tener en cuenta que:

La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte en las mujeres: una muerte cada minuto.
Las mujeres con diabetes tienen un riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular más alto que los hombres.
El riesgo cardiovascular puede comenzar antes del nacimiento, durante el desarrollo del feto, y aumentar en la infancia debido a una dieta poco saludable, la falta de ejercicio y el tabaco. Durante el embarazo, se recomienda llevar una vida cardiosaludable para proteger al hijo del riesgo cardiovascular a lo largo de su vida.
A lo largo del embarazo la presión arterial alta requiere una atención especial.
Cada mujer debe cuidar la salud de su corazón.

Enlaces Relacionados:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp