Dr. Eduardo Rodríguez de la Vega: “Un coma etílico constituye una emergencia médica. Sus complicaciones pueden ser letales”

  • Los síntomas van desde cambios psicológicos desadaptativos, lenguaje disártrico, incoordinación, inestabilidad en la marcha, nistagmo, deterioro de la atención y de la memoria, hasta el coma profundo, pudiendo llegar a la parada cardiorrespiratoria
  • El director médico de Ribera Hospital de Molina asegura que el consumo descontrolado de alcohol entre los jóvenes puede desembocar en coma etílico y en consecuencias sobre el sistema nervioso central que pueden llegar a ser irreversibles.

Molina de Segura, 29 de diciembre de 2021 -. El consumo de alcohol es una constante en las celebraciones navideñas y, especialmente, durante Nochevieja, con las consecuencias para la salud que puede llegar a ocasionar. En este sentido, el director médico de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, Dr. Eduardo Rodríguez de la Vega Espinosa, recuerda que el alcohol es un tóxico para el sistema nervioso central, cuyo consumo en cantidades moderadas produce desinhibición – por lo que se asocia a la euforia inicial -, pero cuando su acumulación en sangre supera la capacidad de metabolizar esta sustancia, provoca la pérdida de facultades cognitivas, que puede desembocar en el denominado coma etílico: “El coma etílico es la pérdida de la conciencia debido a la ingesta de alcohol. Puede variar de una persona dependiendo de la capacidad hepática de cada individuo de metabolizar el alcohol, pero suele ocurrir con niveles de alcohol en sangre de 3 gramos por litro”.

El doctor Rodríguez de la Vega Espinosa señala que cualquier persona que ingiera alcohol de forma descontrolada puede desarrollar un coma etílico, aunque es más frecuente en individuos alcohólicos con hepatopatías derivadas de este consumo durante años, y en adultos jóvenes después de ingestas descontroladas de alcohol.

Los síntomas van desde cambios psicológicos desadaptativos, lenguaje disártrico, incoordinación, inestabilidad en la marcha, nistagmo, deterioro de la atención y de la memoria, hasta el coma profundo, pudiendo llegar a la parada cardiorrespiratoria: “Su acción depresora sobre el sistema nervioso central puede comprometer centros vitales, como el centro respiratorio. El coma etílico puede llegar a producir la muerte. Además, se asocia a déficit de Vitamina B1 y a hipoglucemia y puede ir acompañado de hipovolemia y otros déficits de electrólitos y de acidosis metabólica. Otra consecuencia en el curso de la intoxicación es la aparición de neumonías aspirativas”, explica el director médico de Ribera Hospital de Molina.

El doctor Rodríguez Espinosa de la Vega advierte de que un coma etílico constituye una emergencia médica. Por lo que, en el ámbito doméstico, no se debe infravalorar una situación de estas características: “Si una persona ha ingerido alcohol y se encuentra inconsciente, no pensemos en “ya se le pasará”, ni pasemos por alto posibles complicaciones que pueden resultar letales. Ante estos casos, es importante buscar asistencia médica de inmediato”.

El coma etílico no es la única consecuencia inmediata del consumo de bebidas alcohólicas entre los jóvenes, en muchos casos combinado con el de otras sustancias. El director médico de Ribera Hospital de Molina advierte que también pueden producirse consecuencias sobre el sistema nervioso central que, coincidiendo con ese momento de la vida en desarrollo, podrían ser irreversibles, “sin contar con que a esa edad se crean fácilmente adicciones muy difíciles de superar más adelante, con todas las consecuencias personales, familiares y sociales que ello implica”.  

Ribera Hospital de Molina dona 50 camas hospitalarias a diferentes organizaciones sociales

  • Las camas articuladas están destinadas a usuarios de organizaciones como Cruz Roja Región de Murcia o Cáritas Molina de Segura con edad avanzada encamados, escasa movilidad, convalecientes y dependientes

Molina de Segura, 27 de diciembre de 2021 -. Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, ha entregado a diferentes organizaciones sociales – entre ellas, Cruz Roja Región de Murcia y Cáritas Molina de Segura –  cincuenta camas hospitalarias, destinadas a usuarios con edad avanzada que están encamados, con escasa movilidad, convalecientes y/o dependientes.

El director-gerente de Ribera Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, ha explicado que “esta donación de mobiliario se suma a otras ya realizadas en años anteriores, junto a donaciones de aparataje sanitario y material sanitario fungible que hacemos a diferentes organizaciones. De esta manera, damos una nueva vida a estos recursos que iban a ser desechados, contribuyendo a la economía circular y a la Agenda 2030 de Naciones Unidas, y al mismo tiempo, facilitando a las personas que más lo necesitan el acceso a estos recursos”.

La donación de este equipamiento ha comenzado esta mañana y se prolongará hasta el próximo miércoles 29 de diciembre. 15 camas hospitalarias están destinadas a Cruz Roja, que serán repartidas entre distintos puntos de la Región, como Murcia, Lorca o la zona del Mar Menor; mientras que el resto se entregarán a diferentes organizaciones sociales, entre ellas Cáritas de Molina de Segura.

Ribera Hospital de Molina dona a Cáritas el valor económico de su aperitivo navideño

donación
  • En un ejercicio de responsabilidad, y ante el aumento de casos por COVID-19, el centro hospitalario ha decidido evitar la reunión de su personal en el tradicional aperitivo navideño

Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, ha entregado esta mañana a Cáritas Interparroquial de Molina de Segura un cheque por el valor económico del tradicional aperitivo navideño que el centro hospitalario celebra por estas fechas, y que en esta ocasión no tendrá lugar, por segundo año consecutivo, debido a la situación marcada por la COVID-19.  

“Desde Ribera Hospital de Molina, un año más, queremos colaborar con la labor encomiable que Cáritas realiza durante todo el año, más aún en estas entrañables fiestas navideñas, ayudando a los más desfavorecidos. Como grupo que realizamos una labor asistencial, también es nuestra responsabilidad ser solidarios en fechas como las que se acercan. Ésta es la razón de este donativo que, aunque sabemos que no es una solución para todas aquellas personas que están en situación de riesgo de exclusión social, sí es un gesto que seguro ayuda a visibilizar esta realidad y a concienciarnos a ser más solidarios con nuestro prójimo. Siguiendo nuestro modelo de Salud Responsable, queremos hacer de estas Navidades, un año más, unas Navidades Responsables”, afirma el director-gerente de Ribera Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez.

En la actualidad, Cáritas Molina de segura atiende con comida, ropa, calzado, facturas de farmacia, luz, etc., a aproximadamente 503 familias del municipio: 1.134 personas (1.054 adultos y 80 menores de tres años).

Ribera Hospital de Molina presenta los proyectos de investigación en los que trabaja relacionados con las enfermedades raras

enfermedades raras
  • A través de su Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM, el centro hospitalario centra sus investigaciones en la termografía clínica como herramienta de valoración del estado de salud y del tratamiento de las enfermedades raras de naturaleza neuromuscular 
  • Los distintos proyectos de investigación de Ribera Hospital de Molina han sido presentados en el marco de la VII Jornada Regional de Enfermedades Raras

 La Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM, de Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, ha presentado, en el marco de la VII Jornada Regional de Enfermedades Raras, celebrada el ayer miércoles 15 de diciembre, los avances realizados en el estudio sobre “La termografía como herramienta de valoración del estado de salud y del tratamiento de las enfermedades raras de naturaleza neuromuscular”.

Así, Alessio Cabizosu – investigador principal del grupo de investigación THERMHESC, Infrarred radiation patterns in health science, que colabora directamente con la Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM -, ha presentado los hallazgos obtenidos en el estudio de la termografía como herramienta de diagnóstico y evaluación de la distrofia muscular de Emery-Dreifuss, en relación con los aspectos metabólicos a nivel neuromuscular de esta enfermedad: “La técnica termográfica se basa en la medición y cuantificación de la temperatura de la superficie corporal. Al aplicarla a la distrofia muscular Emery-Dreifuss – un tipo de distrofia que afecta principalmente al músculo esquelético y cardíaco -, hemos encontrado diferencias de temperaturas dependiendo de la fase evolutiva de la enfermedad en relación con los parámetros edad – índice de masa corporal. Los últimos hallazgos revelan que a medida que la enfermedad evoluciona y por tanto la atrofia muscular aumenta, disminuyen las radiaciones infrarrojas, debido a que el tejido adiposo es menos vascularizado que el tejido muscular. Estos datos han sido comparados con un test de fuerza y con imágenes TAC, evidenciando que a medida que la atrofia aumentaba, la fuerza disminuía, y la estructura muscular «se enfriaba»”.

Cabizosu también ha explicado el nuevo proyecto de investigación en el que están trabajando junto con ASTRAPACE en el ámbito de las enfermedades neuromusculares: “Actualmente, estamos tomando datos termográficos y funcionales sobre paciente afectos por enfermedades raras, como la hemiplejía alternante de la infancia o los síndromes de Norman-Roberts, Rubinstein-Taybi y Sjögren Larson, entre otras. Queremos comprobar si la termografía clínica es fiable en pacientes con daño cerebral o alteraciones genéticas y, a continuación, cuantificar la espasticidad o el daño neuromuscular de manera objetiva y fiable. Esperamos contar con resultados en unos 6 u 8 meses”.

La termografía clínica es una técnica médica de diagnóstico por imagen que registra las radiaciones infrarrojas emitidas por los cuerpos. Según el investigador de THERMHESC que colabora con la Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM, “aplicada a las enfermedades raras, esta herramienta supone poder tener un seguimiento fiable y objetivo del estado funcional de los tejidos, y no observar solo respuestas estructurales, que es lo que normalmente se observa en las imágenes de diagnóstico médico. Además, supone poder valorar los efectos de fármacos o tratamientos para poder enfocarlos de la mejor manera posible”.

La termografía clínica ha adquirido un gran protagonismo recientemente, debido al control masivo de la temperatura en espacio públicos con motivo de la COVID-19, pero esta técnica se viene utilizando desde hace muchos años en distintas especialidades, como dermatología, oncología, neurología, cardiología, etc.

Por su parte, el director-gerente de Ribera Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, ha destacado que “desde nuestro hospital, contribuimos a visibilizar a pacientes con enfermedades poco frecuentes mediante la investigación que desarrollamos a través de nuestra Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM, y mediante la divulgación, a través de jornadas como ésta. Dos actividades de suma importancia a la que añadimos nuestra adhesión a programas de atención individualizada para este tipo de pacientes, en consonancia con nuestra Misión, Visión y Valores y nuestro modelo de Salud Responsable”

Un año más, Ribera Hospital de Molina colabora con FEDER, el Ayuntamiento de Molina de Segura y el Servicio Murciano de Salud (SMS) en la organización de la VII edición de la Jornada Regional de Enfermedades Raras.

Ribera Hospital de Molina participa en la VII Jornada Regional de Enfermedades Raras

  • El centro hospitalario colabora, un año más, con FEDER, el Ayuntamiento de Molina de Segura y el Servicio Murciano de Salud (SMS) en la organización de esta jornada regional.
  • La Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM presentará los avances en el estudio sobre “La termografía como herramienta de valoración del estado de salud y del tratamiento de las enfermedades raras de natura neuromuscular”.

Molina de Segura, 2 de diciembre de 2021 -. La VII Jornada Regional de Enfermedades Raras, que se celebrará en Molina de Segura el próximo 15 de diciembre de 16:30 a 20:00 horas, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Molina de Segura, ha sido presentada esta mañana en rueda de prensa.

Un año más, Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, colabora con FEDER, el Ayuntamiento de Molina de Segura y el Servicio Murciano de Salud (SMS) en la organización de esta jornada regional, que reunirá aproximadamente a un centenar de asistentes entre profesionales relacionados con las enfermedades raras y pacientes y familiares

Durante la presentación de la misma – en la que también han estado presentes el Alcalde de Molina de Segura, Eliseo García Cantó, y el Presidente de FEDER, Juan Carrión Tudela -, el gerente adjunto de Ribera Hospital de Molina, Francisco Menchón Galiana, ha resaltado la importancia de realizar Jornadas como ésta “con la que queremos difundir y concienciar sobre las dificultades que tienen las personas que sufren estas patologías y sus familiares. Esta Jornada es una manera de dar voz a estas enfermedades que, a pesar de denominarse raras, afectan a una elevada parte de la población mundial, por lo que es necesario dirigir los avances en Sanidad hacia la mejora de calidad de vida de estos pacientes”.

Durante la Jornada, la Cátedra de Investigación Hospital de Molina – UCAM presentará los avances realizados en el estudio que está desarrollando sobre “La termografía como herramienta de valoración del estado de salud y del tratamiento de las enfermedades raras de naturaleza neuromuscular”.

Para asistir a la jornada es necesario realizar la inscripción a través del siguiente enlace:

https://enfermedades-raras.org/index.php/foros-de-er/16053-15-12-vii-jornada-regional-de-er-en-murcia-plan-de-er-y-registro,-adem%C3%A1s-de-casos-pedi%C3%A1tricos-y-adultos%20

Ribera Hospital de Molina evita la emisión de 25 toneladas de CO2 con la renovación de equipos energéticamente eficientes

  • Esta renovación, para la que el centro hospitalario ha recibido una subvención de Fondos FEDER de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, permite un ahorro energético aproximado de 148.000 kwh/año

Molina de Segura, 1 de diciembre de 2021 -. Ribera Hospital de Molina, gestionado por el grupo sanitario Ribera, en su compromiso con el medio ambiente, ha realizado la sustitución de dos enfriadoras por otras nuevas, energéticamente más eficientes. Unos equipos que, según la auditoría energética previa realizada en el centro hospitalario, permitirán un ahorro energético aproximado de 148.000 kwh/año, lo que supone evitar la emisión de 25 toneladas de CO2.

Para la sustitución de ambas enfriadoras, Ribera Hospital de Molina ha recibido una subvención de Fondos FEDER de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para la renovación de equipos y la mejora de la eficiencia energética.


La concesión de esta subvención (25% del importe total) ha permitido ejecutar la inversión durante los años 2019 y 2020.