Mitos en traumatología (Pie)

El espolón calcáneo es la causa de dolor en el talón
El espolón calcáneo se produce por la tracción que ejercen los tendones y músculos en el hueso a
nivel del hueso del talón. No es la causa del dolor, sino que éste se produce por la inflamación de
las partes blandas, de echo en pacientes que tienen dolor en un solo talón y presentan un espolón
si les hiciéramos una radiografía del pie que no les molesta, seguramente también tendrían un
espolón. Por tanto ese crecimiento óseo es solo un hallazgos radiológico en pacientes que por
alguna causa se les solicita una radiografía de esa zona. No precisa tratamiento y por lo tanto no
hay que quitarlo. Por supuesto si que hay que tratar el dolor del talón con infiltraciones, plantillas y
estiramientos. Solo un mínimo porcentaje de pacientes precisan cirugía y tampoco en estos casos
se quita el espolón.

Los juanetes hay que operarlos aunque no produzcan dolor
En principio si un un juanete o hallux valgus no duelo no indicamos la cirugía. No hay que operar
un pie por motivos estéticos. Si cambiamos la morfología de un pie que no duele podríamos
transformarlo en doloroso a pesar de que se corrija el juanete. Solo en caso de gran deformidad
que impida calzarse se puede plantear la cirugía.

Hay que tratar el pie plano infantil en todos los casos
El pie plano es una de las causas más frecuentes de consulta para el traumatólogo y causa
mucha ansiada a los padres del niño. Se considera que el pie plano va a condicionar mucho la
vida del niño durante su crecimiento, dificultando la práctica deportiva y produciendo dolor. Esto no
es así, el pie plano en el 98% de los casos es de tipo flexible y debe considerarse como una
variante de la normalidad que para nada va a afectar la vida normal y deportiva del niño. Solo
cuando el pie plano es muy severo y se asocia a una desviación hacia adentro del tobillo (valgo de
talón) está indicado el tratamiento con plantillas correctoras, aunque aún esto es controversia
entre los traumatólogos. Solo el 1% de pies planos son rígidos y producen síntomas importantes y
precisan un tratamiento más específico.

El Hospital de Molina, primero de la sanidad regional en contar con un Quirófano Híbrido Avanzado

17 enero 2019.- El Hospital de Molina amplía sus instalaciones y servicios asistenciales con la puesta en marcha de la Unidad Terapéutica Endovascular y de Cirugía Mínimamente Invasiva, inaugurada esta mañana por el Consejero de Salud de la Región de Murcia, Manuel Villegas García, y el Director-Gerente del Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez.

Esta Unidad cuenta con la mejor Tecnología integrada en un Quirófano Híbrido de última generación, con todo tipo de conexiones y soportes vitales para el paciente, donde se puede realizar cualquier Tratamiento Endovascular o Quirúrgico en la misma sala.

La Técnica Endovascular consiste en la realización de procedimientos vasculares con técnicas mínimamente invasivas (incisión de 2 mms. en la ingle) – que no requieren en muchos casos anestesia general y que permite una hospitalización mínima o ambulatoria, y por tanto, una recuperación más rápida – mediante las que se consigue realizar dilataciones de Estenosis (Angioplastias), disolver Trombos (Trombolíticos), introducir Prótesis (Endoprótesis, stents), tratar tumores, etc.

“El poder visualizar las arterias o venas, así como los órganos en tiempo real y realizar secuencias e imágenes en 3D o un TAC in situ, mejoran la precisión y seguridad de la cirugía reduciendo los tiempos de intervención”, explica el Director-Gerente del Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez.

Con esta nueva Unidad Terapéutica Endovascular, el Hospital de Molina se convierte en el primer Hospital de la sanidad, tanto pública como privada, en la Región de Murcia con un Quirófano Híbrido Avanzado y uno de los pocos que hay en España.

Convenio de colaboración entre el Hospital de Molina y Fundación Ambulancia del Último Deseo

14 enero 2019.- El Hospital de Molina y Fundación Ambulancia del Último Deseo (FAUD) han firmado esta mañana un convenio de colaboración con el objetivo de establecer un amplio marco de cooperación para contribuir a que FAUD pueda desarrollar sus actividades encaminadas a hacer realidad el último deseo vital personal, familiar, profesional, social y/o religioso, de aquellas personas con enfermedades crónicas o de mal pronóstico.

En este sentido – y al compartir ambas organizaciones los mismos intereses en relación a la Acción Social, el Voluntariado Social y la Responsabilidad Social Corporativa, entre otras -, el Hospital de Molina se compromete a colaborar económicamente con la Fundación y a participar activamente en todas aquellas actividades que realice.

La firma del convenio se ha celebrado esta mañana en el centro hospitalario, con la asistencia del Presidente de la Fundación Ambulancia del Último Deseo, Manuel Pardo Ríos, y del Director-Gerente del Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, para quien “este convenio supone un granito de arena que sumamos a la gran labor que desarrolla esta Fundación, con pacientes que se encuentran en la última fase de su vida y les quedan deseos por cumplir. No podemos olvidar que detrás de cada paciente hay una historia y unas emociones. Desde el Hospital de Molina queremos colaborar en esa revolución de las emociones que ha iniciado la Fundación en España y ayudar a cumplir sueños incumplidos”.

La Fundación Ambulancia del Último Deseo nace en 2007 gracias a la iniciativa de Kees Veldboer, y hoy dispone de más de un centenar de sanitarios voluntarios con el conocimiento y la preparación adecuada para ayudar a pacientes con un largo tiempo de encamamiento, una enfermedad importante o enfermedad incurable, a cumplir los deseos y sueños, para los cuales necesiten una ambulancia y un equipo sanitario.

En 2018, llega a España de la mano de los fundadores del Proyecto HURGE (Humanización en Urgencias).

La FAUD fomenta que los deseos de las personas, con enfermedades invalidantes, crónicas y de mal pronóstico a corto plazo, sea respetada.

“El buen médico trata la enfermedad;

el gran médico trata al paciente que tiene la enfermedad.”

Willian Osler

Enlaces Relacionados:

Fundación Ambulancia del Último Deseo

Proyecto HURGE

Primera toma de contacto con la Farmacia Hospitalaria

8 enero 2019.- El Hospital de Molina ha acogido esta mañana una de las sesiones docentes de la asignatura de “Farmacología y Farmacia Clínica” de 3º del Grado de Farmacia de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM).

Aproximadamente, 50 estudiantes de esta asignatura han conocido de la mano del Jefe de Servicio de Farmacia y Director de Calidad del Hospital de Molina y Profesor de Farmacia de la UCAM, Dr. Francisco López Guerrero, la aplicación práctica de lo que se puede hacer en un Hospital con la terapia farmacológica.

Tras la clase, los alumnos de Farmacia de la UCAM, junto con la Vicedecana del Grado de Farmacia, Dra. Pilar Zafrilla, han visitado las instalaciones del Centro Hospitalario. Se trata de la primera toma de contacto para estos estudiantes con la Farmacia Hospitalaria, a través del Hospital de Molina.

Esta actividad se enmarca dentro de las distintas acciones de Responsabilidad Social Corporativa del Hospital de Molina, concretamente en su estrategia social de Investigación y Docencia, cuyo objetivo es apostar por la investigación y por la formación de especialistas de alta cualificación en el ámbito sanitario.

Enlaces Relacionados: