Vuelta al cole: ¿nuestros hijos ven bien?

4 septiembre 2018.- Libros, material, uniformes,…. La vuelta al cole ya está aquí y los más pequeños de la casa empiezan a prepararse. Con el inicio del curso, su visión juega un papel esencial, por lo que el Servicio de Oftalmología del Hospital de Molina recuerda la importancia de revisar su salud visual.

La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo pueden provocar en los niños déficit de atención en el colegio por no ver la pizarra, dificultad en la lectura o incluso problemas de dolores de cabeza por no llevar la graduación adecuada. Y en el caso de la hipermetropía y el astigmatismo, explican desde el Servicio de Oftalmología del Centro Hospitalario, “además de la mala visión de lejos, puede generar exceso de esfuerzo ocular. Es decir, los músculos internos del ojo fuerzan, lo que puede llegar a provocar ojo vago o estrabismo”.

Hay que tener en cuenta, como recuerda el Servicio de Oftalmología, que muchos de estos defectos visuales pueden aparecer desde el nacimiento, aunque algunos pueden aumentar con el crecimiento. Pero, es especialmente importante detectarlos en menores de 8 años por el riesgo de que se pueda provocar ojo vago, ya que el desarrollo de la visión se prolonga hasta los 10 años.

El Servicio de Oftalmología del Hospital de Molina incide en la importancia de hacer una revisión oftalmológica, antes de iniciar el período escolar: “Los niños que nacen con algunos de estos problemas no muestran síntomas, ya que están acostumbrados a no ver bien desde su nacimiento, por eso es muy difícil que los padres se den cuenta. No obstante, si el niño se queja de dolores de cabeza o de que no ve bien la pizarra, pueden ser síntomas de algunos de estos defectos visuales. Por otra parte, cuando los niños se acercan demasiado al papel suelen ser posturas viciadas que no tienen nada que ver con defectos visuales. Pero ante la duda, revisión”.

La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo no se pueden prevenir, pero a través de revisiones oftalmológicas, sí se pueden detectar y evitar, así, problemas visuales futuros, como el ojo vago o el estrabismo.

Enlaces Relacionados:

El Hospital de Molina presenta su Memoria de RSC, por cuarto año consecutivo

3 septiembre 2018.- En su compromiso con sus Grupos de Interés, el Hospital de Molina ha presentado su Memoria de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), correspondiente al ejercicio 2017, que ha elaborado siguiendo los Estándares GRI.

Abordando las cuatro áreas estratégicas de la organización – Buen Gobierno, Económica, Medio Ambiental y Social -, el Hospital de Molina reporta información relativa a la gestión integral de la organización, determinada por su propio Sistema de Gestión SMEX (Sistema Molina de Excelencia) y su Misión-Visión-Valores, donde destacan la búsqueda de la excelencia; la promoción y divulgación de la salud; la igualdad efectiva, la integración laboral y la atención de las personas con discapacidad; y el respeto al medio ambiente.

En palabras del Director-Gerente del Centro Hospitalario, Pedro Hernández Jiménez, 2017 ha sido un año de grandes apuestas: “Hemos iniciado un importante plan de inversiones con la ampliación de instalaciones y nuevos Servicios – nuevos quirófanos y Unidad de Reanimación Avanzada – y la digitalización del Servicio de Imagen Diagnóstica, continuando así con nuestra apuesta por la aplicación de las TICS a la salud. Seguimos trabajando en el proceso de certificación, que ya obtuvimos en 2009 con el Sello 400+, en el Modelo de Excelencia y Calidad EFQM. Y gracias a la gran implicación de nuestro equipo humano, hemos incrementado tanto la actividad asistencial – pública, privada y concertada con compañías aseguradoras -, con especial protagonismo a la realizada a deportistas de élite; como la actividad formativa de estudiantes de las diferentes ramas sanitarias, a través de prácticas en nuestras instalaciones y de nuestra línea docente e investigadora de la Cátedra de Investigación Hospital de Molina de la UCAM; y la disminución del impacto medioambiental producido por nuestra actividad diaria”.

La Memoria de RSC del Hospital de Molina recoge los temas materiales identificados por la organización y por sus grupos de interés, los impactos relacionados con dichos temas y la gestión de los mismos asuntos. En 2017, los principales asuntos materiales del Centro Hospitalario fueron la salud y seguridad de los pacientes, la privacidad de los mismos, las comunicaciones de marketing y la política anticorrupción.

En el ámbito medioambiental, la Memoria recoge, entre otras acciones:

El establecimiento de acuerdos con colaboradores internos del Hospital para mejorar la gestión de residuos en sus instalaciones.
El mantenimiento de la colaboración con Traperos de Emaús para la prestación de servicio de recogida y la correcta gestión de algunos de los residuos desechados por el Hospital.
La sustitución de contenedores de residuos desechables por otros reutilizables, permitiendo, a través de su gestor autorizado, medir la huella de carbono en este aspecto concreto, contribuyendo así a reducir las emisiones de CO2.
La instalación de maquinaria más eficiente desde el punto de vista energético en los nuevos servicios hospitalarios, tanto proyectados como puestos en marcha.
La sustitución completa de luminarias por LED en las zonas comunes del Hospital de mayor utilización por sus usuarios.
El mantenimiento del control preventivo de la legionella mediante la reducción de la apertura de grifos de agua caliente de 5 minutos a 1 minuto.

En el ámbito social, el Hospital de Molina:

promueve activamente la integración laboral de la discapacidad, mediante la incorporación en plantilla y la contratación de empresas integradas por personas con discapacidad.
promociona la salud mediante charlas divulgativas a colectivos sociales, actividades y cursos de la Fundación de Estudios Médicos (FEM) y la Universidad Internacional del Mar, la Semana de la Salud de Molina de Segura, la Semana del Hospital, el Programa Salud 5-10, etc.
forma parte de la Red de Hospitales Libres de Tabaco de la Región de Murcia, integrada en la Red Europea de Hospitales sin Humo
fomenta la práctica deportiva como hábito saludable, colaborando con clubes deportivos, asociaciones, Ayuntamiento de Molina de Segura, organizaciones sociales, etc.
fomenta la cultura: como Socio-Protector de la Fundación Asociación de la Prensa, colaboración con el Concurso de Jóvenes Intérpretes “Villa de Molina”, etc.
Colabora con la ONG Cirugía Solidaria, Fundación FADE, FEDER, Cáritas, Cruz Roja, ASTRADE, AECC, AFESMO, ACNUR, Aldeas Infantiles, Fundación Josep Carreras, etc.
Desarrolla investigación y docencia: a través de su Cátedra de Investigación Hospital de Molina de UCAM, como sede en la Región de Murcia de la Escuela Internacional de Osteopatía de Madrid, participando en foros científicos, etc.

La IV Memoria de RSC del Hospital de Molina está disponible para su consulta en la página web del centro hospitalario: www.hospitaldemolina.com

Enlaces Relacionados:

Memoria de RSC 2017

Actividades deportivas peligrosas durante el verano

Deportes acuáticos

Cada verano, millones de personas se colocan sus trajes de baño y se dirigen al agua. Si bien la pesca puede no causar demasiados problemas en las articulaciones (aparte de los que resultan de una inactividad prolongada), aquellos que pasan los fines de semana esquiando detrás de una lancha rápida corren el riesgo de tener varios problemas relacionados con las articulaciones.

Los esquiadores acuáticos, en particular, ejercen una presión increíble sobre sus tobillos. A pesar de que las botas modernas han reducido el número de lesiones catastróficas, las salas de emergencia todavía tienen una gran cantidad de esguinces en los tobillos, ruptura de los tendones de Aquiles e incluso fracturas. Algunas lesiones necesitan la atención de un cirujano, mientras que otras no, pero cualquier lesión en el tobillo generalmente toma un buen tiempo para sanar por completo.

Otros deportes náuticos como el kitesurf o el esquí acuático con paracaídas también pueden producir lesiones en caderas o rodillas si hay impactos muy fuertes en las caídas. 

La natación puede producir problemas en los hombros sobre todo si no tenemos una técnica muy depurada o nadamos distancias muy largas.

Correr

El verano es la temporada del maratón, pero incluso si eres un corredor más informal, necesitas cuidar tus articulaciones para ir más allá. Las caderas, en particular, causan problemas para quienes corren regularmente.

Las bursas son sacos fluidos que lubrican el movimiento alrededor de las articulaciones, y para los corredores, las bursas inflamadas (bursitis) pueden causar incomodidad significativa. Para la mayoría, este dolor desaparece después de un período de descanso, pero para otros, puede volverse crónico. De cualquier manera, esta dolencia de la cadera puede retrasar incluso al corredor más comprometido.

Una rotura de labrum en la cadera es un problema aún más serio. El labrum es el cartílago alrededor de la bola del fémur, y en los corredores con pequeñas imperfecciones en las articulaciones de la cadera, puede dañarse con el tiempo. El resultado es una lesión dolorosa que a menudo requiere cirugía.

También es frecuente el dolor en la cara lateral de la rodilla por inflamación de la fascia lata, es lo que se llama “rodilla de corredor”. 

Golf

32094547 – man playing golf on beautiful sunny green golf course hitting golf ball down the fairway from the tee with driver.

Para un deporte que incluye caminar un poco, el golf puede ser sorprendentemente duro en las articulaciones. Los golfistas tienden a jugar en sus años dorados, y esto aumenta el número de lesiones simplemente por el desgaste. Sin embargo, los golfistas de cualquier edad pueden sufrir una lesión en las articulaciones, especialmente si su técnica deja algo que desear.

Además de las lesiones en los hombros y las muñecas como resultado de la acción repetitiva de un swing de golf, las rodillas reciben más castigo en el campo de golf de lo que se podría pensar.

Desafortunadamente, los problemas en la parte baja de la espalda también pueden resultar del  giro brusco creado por un swing de golf. Con el tiempo, la acción de la bajada puede desgastar los discos en la columna vertebral, ya que simultáneamente ejerce una gran tensión sobre los músculos de la espalda.

Prepárate para la acción

No permitas que el potencial de lesiones te desanime a mantenerte activo este verano. Hay algunos pasos sencillos que puede hacer para preparar su cuerpo para la acción, lo que lo hace menos propenso a sufrir lesiones.

Calentamiento y estiramiento

Pase algún tiempo antes del evento preparando su cuerpo para la actividad. Busca los mejores tramos para el deporte en el que estás a punto de participar. Haz un poco de ejercicio antes del ejercicio para asegurarte de que tu cuerpo no se sorprenda por el esfuerzo repentino.

Presta atención al dolor

Si bien es probable que puedas superar cierto nivel de dolor, sientes incomodidad por alguna razón. A menos que seas un atleta profesional, sería mejor escuchar las señales de advertencia que recibe de su cuerpo y tomarse un tiempo para descansar.

Comuníquese con su médico

Él o ella debe ser parte de su ejercicio y plan de actividades. Dígale a su médico cómo van las cosas y cómo se siente su cuerpo. Si estás entrenando para una gran carrera, pídele consejos para hacerlo correctamente.