Fibromialgia e incapacidad permanente

En 2015 el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña consideró, a través de dos sentencias dictadas el mismo año, que la fibromialgia puede ser causa de invalidez permanente. En ambos casos se desestimaron los recursos interpuestos por el Instituto Nacional de la Seguridad Social al respecto de dos mujeres trabajadoras afectadas de una patología similar, en donde destacaban un síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia. Y en ambos casos se concluía que se carecía de las capacidades reales para consumar el trabajo habitual con cierta eficacia. La fibromialgia constituye definitivamente un síndrome con entidad clínica entendida por los tribunales como crónica, persistente, grave y severa, abriéndose una nueva vía para todos aquellos enfermos cuya posibilidad de incapacidad permanente era negada sistemáticamente por la Seguridad Social.

El síndrome de fibromialgia es el trastorno más frecuente entre los pacientes con dolor musculoesquelético difuso en los que no se puede demostrar lesión orgánica. Puede afectar al 2-3 % de la población española, lo que supone más de un millón de personas mayores de 18 años. Su incidencia, no obstante, varía según las series que se publican en los distintos países, siendo muy baja en algunos como Suecia (1% de la población) y significativamente más alta en otros, como Noruega (10% de la población). Las mujeres presentan una abrumadora tasa de incidencia respecto a los hombres: 90% o más de los casos, presentándose la mayoría de éstos entre los 30 y 55 años. Fue reconocida por la OMS en 1992 como entidad clínica, dos años después de que el Colegio Americano de Reumatología definiera los criterios para su diagnóstico. El término “fibromialgia” hace referencia a dolor en músculos, ligamentos y tendones, quedando excluidas las articulaciones.

Sus causas siguen siendo desconocidas, pero se cree que es consecuencia de la interacción de múltiples factores, con un trastorno de fondo en los mecanismos de la percepción del dolor, y factores que pueden desencadenar el cuadro latente (no originarlo), como choques emocionales, enfermedades infecciosas u hormonales, accidentes traumáticos (tráfico), etc.

Los síntomas típicos de la fibromialgia son:

-Dolor: descrito como dolor muscular profundo o quemazón, localizado al inicio en la columna vertebral y generalizándose posteriormente.

-Cansancio persistente, abatimiento general y fatiga mental.

-Trastornos del sueño: sueño que se concilia fácilmente pero que resulta no reparador, despertándose parcialmente.

-Otros síntomas comunes: intestinales (ardor o pirosis, síndrome del intestino irritable, disquinesias biliares), urológicos (vejiga irritable, disuria aséptica), ginecológicos (síndrome premenstrual), alteraciones de la concentración y memoria, intolerancia a medicamentos, dolores torácicos, rigidez articular matutina (80%) acorchamiento de manos, síndrome del túnel carpiano, calambres musculares, ansiedad (50%), sequedad de los ojos y la boca, alteraciones de la coordinación motora, visión borrosa con cambios frecuentes en la graduación de las gafas y sensación de hinchazón de las extremidades.

La eficacia del tratamiento es muy variable. Actualmente existe consenso en el uso combinado de medidas farmacológicas y no farmacológicas durante largo tiempo. En el momento del diagnóstico más de la mitad de los pacientes ya han sido tratados con distintos fármacos. El tratamiento médico es solo una parte de la terapia, y en ningún caso se debe obviar un plan de tratamiento no farmacológico. Antidepresivos, anlagésicos, relajantes musculares, anticomiciales y cremas tópicas se utilizan, según el caso, para mejorar la calidad del sueño y reducir la contractura muscular y el dolor. El programa de tratamiento no farmacológico incluye:

-Valoración del médico especialista en rehabilitación con cuidados y desarrollo de mecanismos de protección de la espalda, estrategias de manejo del dolor y anti estrés muscular. Prescripción de ejercicios mixtos (piscina, ejercicios aeróbicos y ejercicios de relajación).

-Valoración por psicólogo: Detección de la influencia psicológica en el desarrollo de la enfermedad y estrategias de psicoterapia.

-Análisis de las alteraciones del sueño.

Actualmente se ha constatado que la terapia psicológica individual es más eficaz que la terapia en grupo, y que la educación del paciente, y su preparación para afrontar el síndrome, resulta beneficiosa en muchos casos.

La fibromialgia no debe entenderse como un síndrome de somatización. Actualmente es causa creciente de baja laboral y de solicitud de invalidez, por lo que es patente la importancia de establecer un diagnóstico precoz y adecuado, y el concurso de grupos multidisciplinares para el manejo de la enfermedad.

Antonio Amorós Alcázar

Unidad de Valoración del Daño Corporal

Hospital de Molina

DISFRUTAR DEL VERANO: MELOCOTONES DE AHORA Y DE AQUI

Bienvenidos a este nuevo blog del Hospital de Molina!!

VAMOS A DISFRUTAR DE UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

De primeras me gustaría presentarme, soy Rebeca Pastor Valero, Dietista-Nutricionista del Hospital de Molina. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética, y Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos. Sanitaria con numero de colegiado MU00043, SI, existe un sanitario encargado de mejorar tu salud mediante la Alimentación. Y haceros comprender lo importante que es la implantación de hábitos alimentarios correctos. No os dejéis llevar por expertos, asesores… vendedores de cambia vidas, pastillitas milagrosas.. Corre lo más rápido que puedas y acude a un Dietista-Nutricionista que estamos para ello.

Me encanta mi profesión e intentaré mediante este blog haceros ver que alimentarse bien, es divertido, lo podremos aplicar a toda la familia, nos resultará más fácil de lo que parece, descubriréis técnicas culinarias que harán que disfrutéis mucho más de los alimentos, os daré recetas riquísimas, técnicas para la planificación de nuestra compra semanal… y principalmente que le deis prioridad a comer comida de verdad.

Soy una loca el verano, de manera que es estupendo inaugurar este blog en este momento.

Uno de mis pilares en mi trabajo es hacer que aumentemos el consumo de los alimentos de temporada. Ya veréis que os diré muchas veces que la base de nuestra alimentación deben ser las VERDURA, HORTALIZAS y FRUTAS.

Que las verduras y hortalizas deben de tener un plato principal y no solo usarse como guarniciones. Y que las frutas no solo deben estar presentes en el postre, sino que pueden hacer mucho más.

Pues el consumir verduras y frutas de temporada y cultivadas lo más cerca posible de muestra z

ona, es ideal. Se recogerán en su punto optimo de maduración y sus propiedades nutritivas estarán perfectas. Por eso son más sabrosas, más vistosas, presentan mejor color y textura. La naturaleza es muy sabia y nos presenta los alimentos con las características que vamos necesitando en cada etapa del año. En verano mucha agua y antioxidantes para hidratarnos y cuidar nuestra piel y nuestra vista. La sandía por ejemplo, riquísima en agua, a todos nos ayuda a refrescarnos. En invierno no pensaríamos en tomarnos una tajada.

Y terminando, son más económicas, creo que os lo estoy poniendo en bandeja para consumirlas.

El melocotón fruta de temporada de verano.

El melocotón es el fruto del melocotonero, árbol de la familia de las Rosáceas. Muy típico de nuestra zona Murciana. Me encantan los melocotones de Cieza, a 30km de mi pueblo. El comer uno de ellos, hace que sepa que estuvo hace poquito en el árbol. Y que para traerlo a mi mesa, el transporte ha sido mínimo frente a comprar productos de otras comunidades o países. Cuidamos el medio ambiente si consumimos las verduras y frutas cultivadas en tu zona. Si preguntas en el puesto del mercado, ¿De dónde son estos melocotones? Por ejemplo, te permitirá averiguar algo más de lo que comes. Es muy interesante hablar con la gente de los mercados. Os aconsejo que vayáis más a los mercados de vuestros pueblos o ciudades. Allí esta la base de lo que debemos comer a diario. #MasMercado #MasAlimentosSinEtiqueta.

image1

Volviendo al melocotón, decir que es una fruta maravillosa. Presenta unas cantidades interesantes de fibra, para ayudar a cubrir las necesidades diarias. Para personas con estreñimiento, pueden de ser un gran aliado. Así como a pacientes con diabetes, o personas que tienen dificultad con la saciedad. El masticar despacito y con alimentos ricos en fibra ayuda enormemente a saciarnos.

Recomiendo el consumo de una pieza de melocotón al día en esta época. Nos aporta vitaminas hidrosolubles, de las cuales no hay depósitos y debemos de ingerir a diario; por ello el consumo de una pieza al día de melocotón, más el resto de frutas y más una ración de verdura cruda al día, nos ayudaran a cubrir esas necesidades de vitaminas.

La presencia de antioxidantes colaboran en el cuidado de nuestras mucosas, piel, sistema muscular..etc. Y la cantidad de potasio que presenta, nos ayuda mucho al sistema circulatorio, buen funcionamiento del sistema muscular.

Encontramos distintos tipos de melocotones en el mercado: melocotón naranja o rojo, nectarina y melocotón de broche (chato, botón o paraguayo), son los más típicos por nuestra zona murciana. Presentan características parecidas a nivel nutricional, solo se diferencian a nivel visual. La nectarina tiene una piel lisa, mientras que el resto tienen piel aterciopelada. El melocotón de broche es más chato, realmente parece un broche o botón, de ahí su nombre. Están buenísimos!!

image2

Para conservarlos bien os recomiendo que, si están verdes los dejéis fuera del frigorífico. Y si están maduros los metáis dentro, pero evitando colocar uno encima de otro para no estropearlos.

El melocotón es un postre maravilloso. Simplemente bien lavado y comerlo a bocados es un placer. Pero os voy a proponer introducir el melocotón de diferentes formas. Ya veréis que me encanta la cocina.

GUARNICIONES:

Ingredientes:

-Melocotón o nectarina cortado a dados.

-Aceite de oliva virgen extra.

-Pimienta negra recién molida.

-Filete de bacalao congelado.

-Cebolla fileteada.

En un recipiente de cristal apto para microondas, colocar la cebolla fileteada y el filete de bacalao congelado. Tapar ligeramente y meter en en el microondas 7 min aproximadamente. Cada microondas presenta una potencia.

En una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra, salteados el melocotón o nectarina con un poco de pimienta.

Servimos plato con capa de cebolla y bacalao. En un lado del plato y un poco por encima del bacalao colocamos el melocotón salteado.

Servir caliente y a disfrutar de los sabores de este plato rápido (esto no es lo que necesitáis?) de preparar y muy saludable.

Podéis por tanto acompañar con dados de melocotón cualquier carne o pescado, legumbres, arroz integral, pasta integral como guarnición.

ENSALADA:

Ingredientes:

Lechugas varias (lechuga romana, hojas de roble, rúcula, canónigos, endibia..etc)

Melocotón a dados o tiras

Pechuga de pollo

Orégano, aceite de oliva virgen extra y vinagre de módena

Zumo de limón.

Pechuga de pollo a la plancha, cuando esté casi terminada añadir un chorro de limón a la sartén y dejar evaporar. Luego cortar la pechuga de pollo a dados y reservar. Lavar muy bien las lechugas. Cortarlas, secarlas y colocar en un bol. Añadir al bol, el melocotón, el pollo, orégano, aceite de oliva virgen extra y un pelín de vinagre de módena.

Me encanta esta ensalada, que podéis usar para las cenas de este verano. Fresquita y rapidísima de hacer.

Una opción podría ser hacer la pechuga de pollo al vapor en el microondas o usar jamón serrano o jamón cocido a tiras.

HELADO:

Ingredientes:

Plátano

Melocotón

Canela

Leche entera

Sésamo tostado

Pelar un plátano y cortarlo en trocitos. Colorar en un recipiente de cristal (no uso platicos en casa) apto congelar, los trocitos separados. Hacemos lo mismo con el melocotón. Y lo metemos al congelador mínimo 5-6 horas. En una cubitera vacia, ponemos la leche entera y metemos también al congelador, con la idea de hacer cubitos de leche.

Cuando queramos tomarnos el helado, cogemos una batidora con capacidad de triturar hielo. Añadimos al recipiente de la batidora el plátano con un poco de canela y trituramos, posteriormente añadimos 3-4 cubitos de leche y trituramos. Tras esto añadimos el melocotón congelado y seguimos triturando. Helado preparado. El plátano le da una textura estupenda. Para servir colocar en un vasito pequeño y espolvorear un poco más de canela y sésamo tostado por encima. Y a comérselo!!!

Me encanta esta idea para disfrutar en casa con los niños.

Si tienes alguna sugerencia para estas recetas o tienes alguna, me encantaria que hagas un comentario.

Os espero en la proxima entrada.

 

Resumiendo:

Alimentos de temporada: mayor frescura, mejor valor nutritivo, más sabrosas y más baratas.

Que en casa se consuman más melocotones, con esto me conformo.

Pequeños cambios, hacen conseguir grandes logros.

#MasMercado #MasAlimentosSinEtiqueta

Rebeca Pastor Valero

Dietista-Nutricionista (nªCol. MU00043)

Unidad de Dietética y Nutrición, Hospital de Molina

 

 

 

 

 

Simulacro de incendio en el Hospital de Molina

28 junio 2016.- El Hospital de Molina ha realizado, esta mañana, un simulacro de emergencia parcial en la Consulta de Unidad del Sueño, ubicada en la 1ª planta del edificio (Consultas Externas).

Previo aviso a pacientes, en el simulacro – en esa ocasión, de incendio – ha participado el personal que integra el equipo de primera intervención correspondiente a la planta de Consultas Externas.

El Plan de Autoprotección del Hospital de Molina recomienda realizar anualmente un simulacro de emergencia parcial, con un doble objetivo: verificar la preparación específica en emergencias de nuestro personal y comprobar la rapidez de respuesta; y conseguir una mayor efectividad tanto en la utilización de recursos humanos y materiales, como de la comunicación de alertas.

Enlaces Relacionados:

Alcance posterior a baja velocidad: Latigazo cervical y lesión a distancia

O, le dieron un golpecito y no ha pasado nada.

Durante muchos años las valoraciones que proceden de las compañías de seguros niegan casi sistemáticamente la posibilidad de una lesión cervical primaria cuando se produce un alcance posterior a baja velocidad. Si ésta se asocia a otra lesión en una zona distal de la columna vertebral, la oposición a cualquier relación causal con el accidente es encarnizada.

En medicina no existe la verdad absoluta y al perito médico no puede exigírsele estar en posesión de la plena certeza, pero sí que se pronuncie con claridad, rotundidad y con la convicción basada en la evidencia científico-médica existente en cada momento en el campo sobre el que debe informar al Juez. Es decir, con rigor científico, que es lo que espera el juzgador para tomar una decisión. Y la evidencia científica actual inhabilita algunos de los argumentos que se han utilizado clásicamente para “desmontar” la relación de causalidad entre el accidente a baja velocidad y la lesión cervical, y, significativamente, la lesión a distancia de la columna vertebral.

Sin ánimo de entrar en descripciones ni exposición de conceptos, concedamos al Grupo de Quebec la relevancia que tiene y veamos cómo define el “latigazo cervical” o “whiplash”, término éste que ha alcanzado universalidad en detrimento del primero1: El whiplash es un mecanismo de transferencia de energía al cuello por aceleración/deceleración, que puede resultar de un impacto trasero o lateral, sobre todo de las colisiones de vehículos a motor, pero también durante las zambullidas y otras circunstancias. La transferencia de energía puede provocar lesiones óseas o heridas de los tejidos blandos (esguince cervical), que a su vez pueden implicar una gran variedad de manifestaciones clínicas (trastornos asociados al esguince cervical). Como puede verse, la propia definición entra en la descripción de un mecanismo causal, “es un mecanismo de transferencia de energía al cuello”, con un efecto, “puede provocar lesiones óseas o heridas de los tejidos bandos”. Y dentro de estos efectos, encontramos un amplio abanico lesional: ligamentos, músculos, discos intervertebrales, facetas articulares, cuerpos vertebrales, lesiones neurológicas, vasculares… y todo el repertorio sintomatológico que comportan. El whiplash, por lo tanto, no supone un diagnóstico en sí mismo.

Uno de los argumentos más manidos es el de que un choque o alcance a baja velocidad no puede causar lesiones en la columna vertebral. Pero parece ser que no es así. De hecho, del 75 al 90 % de las lesiones cervicales ocurren a velocidades inferiores a 25 km/h2,3,4 o algo más altas: una mediana de 40 km/h, con el 50 % central entre 30 y 55 km/h5. La mayoría de las lesiones por latigazo cervical se sitúan entre las vértebras choque latigazoC5 y C66. Los estudios biomecánicos7,8 con videocámaras de alta velocidad, acelerómetros y cinerradiografía han permitido obtener más detalles sobre el mecanismo lesional, estableciéndose un esquema biomecánico específico: inmediatamente después del impacto, la vértebra C6 se desplaza hacia atrás hasta alcanzar su extensión máxima. Cuando lo hace, fuerza a la vértebra C5 a extenderse. Es decir, en esos primeros momentos las vértebras cervicales inferiores estarían extendidas mientras que las superiores estarían en una flexión relativa, dando a la columna cervical en conjunto una forma de S, en lugar de su C habitual. Después, el movimiento del tronco hacia delante continúa y la cabeza “se queda atrás”, con lo que se extiende toda la columna cervical, regresando inmediatamente a la posición neutra.

 

Pero compliquemos un poco más el asunto. El mecanismo del Whiplash no suele partir del esquema simple que implicaría un impacto limpio, con un vector simple -de atrás hacia delante- y con una posición completamente neutra del esqueleto axial del individuo que recibe el impacto. La realidad suele ser algo más compleja. El patrón cinemático del latigazo cervical no es único, y depende de varios factores. Los más relevantes, con carácter general y desde un punto de vista biomecánico, quizá sean estos:

   -La posición de la cabeza y el cuerpo del ocupante del vehículo en el momento de recibir la transferencia de energía.

   -La dirección que llevaba el vehículo que produce el choque, es decir, el vector de dirección del impacto

   -La posición del reposacabezas del asiento y el tipo de asiento.

   -El estado de atención del ocupante respecto al impacto: hay una gran diferencia entre esperar el golpe y ser sorprendido.

   -Condiciones fisiológicas o médicas del ocupante. Especial relevancia en el caso de las embarazadas y en los ocupantes con lesiones vertebrales previas.

   -Complexión muscular del cuello y tronco. Envergadura del ocupante.

Cuando la cabeza está rotada en el momento del impacto, las tensiones sobre las vértebras al flexionar y extender la columna son mayores que si está en posición anatómica9. Además, el impacto hacia delante sobre una cabeza rotada aumentará la rotación antes de que se produzca la extensión vertebral (por las posiciones relativas del centro de gravedad de la cabeza y del eje del cuello), lo que agravará la situación. Esa rotación de la columna cervical hace más susceptibles de lesión a las articulaciones interapofisarias, a los discos intervertebrales y a los ligamentos10. Hasta un 57% de los lesionados que presentan manifestaciones durante más de dos años, describían la cabeza rotada en el momento del impacto6; los afectados pueden sufrir lesiones en los músculos, los ligamentos, las cápsulas articulares, los discos o los nervios, pero pocas veces se fracturan o luxan las vértebras cervicales, salvo que el choque haya sido muy violento.

Y ahora añadamos un poco más de complicación. Con frecuencia los lesionados con esguince o latigazo cervical suelen referir dolores en niveles raquídeos diferentes al cervical y en especial en la región lumbar11, ya que las lesiones de la columna cervical pueden producirse conjuntamente con lesiones en el raquis dorsal y lumbar12. Dicha clínica se alega a veces tiempo después de ocurrido el accidente, lo que obliga a averiguar la relación de causalidad que mantiene con el traumatismo, pero en otras ocasiones aparece inmediatamente después del accidente (horas o pocos días), lo cual permite aumentar notablemente la probabilidad de nexo de causalidad con el mismo, sobre todo cuando el lesionado no ha presentado clínica previa de afectación lumbar. Por eso en la actualidad tiende a hablarse de enfermedades asociadas al whiplash (whiplash associated disorders [WAD]) más que simplemente de “latigazo” o esguince cervical (EC), en la línea de considerar al raquis como un sistema global que sufre las consecuencias de las lesiones y la degeneración de una manera unitaria. En el trabajo de J. Aso Escario et. Al13 la tasa de lesiones no adyacentes a la lesión cervical está cercana a 2/3 de los casos, con un 41,6% de casos en los que se evidencia (mediante estudio con RMN) lesión en otra zona de la columna vertebral distinta a la cervical. La mayoría de estas lesiones son alteraciones discales lumbares, bien en forma de discopatías, probablemente traumáticas o degenerativas, bien en forma de hernias discales francas.

¿Y cuál es el mecanismo biomecánico que explica la lesión lumbar? La transferencia de energía, producto de un latigazo cervical por impacto posterior, se realiza inicialmente a través del asiento, lo que modifica, en su dinámica, la geometría del raquis en su conjunto; de este modo la energía del impacto recorre todo el raquis como si se tratara de un látigo, iniciándose en el “mango” -que se correspondería con la pelvis y región lumbar-, y transmitiéndose de forma violenta hacia la punta -región cervical-, donde se produce el movimiento de mayor amplitud del “látigo raquídeo”. A. Croft14 destaca que el whiplash debe considerarse como una afectación de la columna vertebral en su conjunto, teniendo en cuenta en los impactos posteriores que la vulnerabilidad del raquis ha de ser tenida muy en cuenta, pues la cinemática del ocupante es muy compleja en relación a la región lumbar, con una aceleración significativa de los tres ejes del espacio, no pudiendo quedar minimizada por estudios simplistas que únicamente consideran la flexión/extensión del raquis. También hay que considerar el aplanamiento de la lordosis lumbar y la compresión/estiramiento axial, tensiones todas ellas que dan lugar a la entrada de vectores en los impactos posteriores con componentes cinemáticos de carácter bifásico. Además en la patogénesis de la lesión lumbar por impacto posterior, el cinturón de seguridad tiende a inmovilizar la pelvis, en tanto que el resto del tronco sufre las consecuencias violentas de la aceleración/desaceleración.

¿Nos queda claro? El raquis es un conjunto, no un elemento compuesto por piezas independientes con función propia y ajenas a la influencia del resto. En el enfoque clínico de las lesiones cervicales se obvia de forma casi sistemática la afectación a distancia, salvo que la sintomatología sea tan evidente que sugiera la realización de pruebas de imagen complejas. El dolor lumbar -irradiado o no- tras el accidente de tráfico se suele abordar inicialmente con una radiografía simple que en la inmensa mayoría de casos no va a aportar datos diagnósticos. La experiencia clínica es ésa y la repercusión de esa dinámica en el informe pericial del lesionado es negativa: retraso diagnóstico, falta de elementos objetivos desde el inicio de los síntomas, relación de causalidad puesta en entredicho.

Pero… ¿cómo va a tener usted una lesión en el cuello si el coche que le ha dado el golpe iba a 20 km/h y no hay si quiera señales en el parachoques? Velocidad y chapa. Vamos por partes. Actualmente existe unanimidad a la hora deUnknown establecer el umbral mínimo de velocidad al que se pueden producir lesiones en los ocupantes: un impacto por alcance posterior a una velocidad de 8 km/h es suficiente para producir lesión (aunque hay estudios que han rebajado la velocidad a 6 y 5 km/h). Vamos otra vez a la biomecánica para intentar comprender la esencia del asunto. Para empezar, hay que saber que el vehículo que sufre un impacto se somete de forma inmediata a un cambio de velocidad. Y que el ocupante del vehículo también sufre un cambio de velocidad, pero cuidado, éste siempre es superior al del vehículo. Thomson et Al. demostraron en 1985 que la aceleración del ocupante tras un impacto posterior a una velocidad de 12 km/h era 2,5 veces superior a la del vehículo. En el trabajo de McConnell et Al, citado como referente por el Grupo de Quebec15, se establece que un impacto a 8km/h produce sobre la columna vertebral una aceleración de 4,5 G, siendo ésta la velocidad mínima que provoca un esguince cervical en los sujetos sometidos a los tests.

Por estas razones, a la hora de la pericia, el cambio de velocidad debe referirse al del ocupante y no al del vehículo. Así de simple.

Nos queda la segunda parte de la pregunta-afirmación anterior, ese territorio en el que las compañías de seguros se sienten tan cómodas: el vehículo no presenta daños. Es decir, la chapa no tiene signos del golpe y por eso el impacto no tiene entidad suficiente para lesionar a los ocupantes. Eso, que actualmente debería ser un error conceptual más que desdeñado y entendido por todos, todavía se utiliza como argumento de controversia. Aquí sucede una paradoja: los coches actuales, con un menor índice de deformación de la carrocería, son más lesivos en impactos a baja velocidad que los antiguos. ¿Sorprendido/a? La deformación de la carrocería está absorbiendo parte de la energía del impacto; por el contrario, a la misma velocidad de impacto, en un vehículo que no se deforma la energía que no se emplea en deformar se transfiere al ocupante. La transferencia de energía, en este caso, se convierte en lesiva. El aplastamiento de las partes externas del coche se encarga de absorber parte de la energía que no será transferida al ocupante. Esto, evidentemente, dentro de un límite de velocidad. Estamos hablando siempre de impactos a baja velocidad. Young, en su trabajo “El enigma de la lesión por latigazo cervical” publicado en 200116, justificó ese hecho mediante la siguiente fórmula: a: V 2 /2s, siendo “a” la aceleración, “V” la velocidad y “s” el grado de deformidad del vehículo, llegando a esta conclusión: una colisión a baja velocidad tiene un riesgo más alto de lesión en el ocupante de un vehículo sin aparentes daños que en el de un vehículo aparentemente dañado. Recordemos: siempre a baja velocidad. El coche actual es más “elástico”, se deforma menos y transfiere mejor la energía del impacto a baja velocidad a los ocupantes.

Y si eso es así, ¿por qué los fabricantes de automóviles son tan malvados y los hacen tan elásticos? Básicamente porque el diseño en plástico abarata la reparación de choques menores y evita acudir al taller con más frecuencia. Pero… aumenta el potencial lesivo para los ocupantes, detalle éste que no figura en el manual de uso de ningún coche.

Llegados a este punto, cabría preguntarse muchas cosas. La más obvia: ¿por qué las compañías de seguros siguen negando de entrada la premisa mayor? La pregunta se responde sola: si eres capaz de demostrar el nexo de causalidad en tu accidente, te indemnizo; hasta entonces, en tu accidente no ha sucedido nada, o casi.

Por Antonio Amorós Alcázar

Unidad de Valoración del Daño Corporal

Hospital de Molina

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Walter q. Spitzer, Rachid Salmi, Mary Louise Skovron, Jacques Duranceau, David Cassid, Samy Suissa, Ellem Zeiss. Les Troubles associés a l’entorse cervicale (TAEC). Redefinir le “whiplash et sa prise en charge. Monographie Scientifique du Groupe de Travail Québécoise SuR, 1995.

2. Eichberger A, Darok M, Steffan H, Leinzinger PE, Bostrom O, Svensson MY. Pressure measurements in the spinal canal of post-mortem human subjects during rearend impact and correlation of results to the neck injury criterion. Accid Anal Prev 2000;32:251-260.

3. Eichberger A, Geigl BC, Moser A et al. Comparison of different car seats regarding headneck kinematics of volunteer during rear end impact. Proceedings of the International Research Council on Biomechanics of Impact Conference, Dubli Ireland, 1996:153-164.

4. Hell W, Langwieder K. Reported soft tissue neck injuries after rear-end car collisions. International Research Council on Biomechanics of Impact Conference, Goteborg, Sweden, 1998:261-274.

5. Obelienne D, Schrader H, Bovim G, et al. Pain after whiplash: A prospective controlled inception cohort study. J Neur Neurosurg Psychiatry 1999;66:279-283.

6. A. Ortega Pérez. Revisión crítica sobre el síndrome del latigazo cervical. Cuad. med. forense n.34. Oct. 2003.

7. Kaneoka K, Ono K, Inami S, Hayashi K. Motion analysis of cervical vertebrae during whiplash loading. Spine 1999;24:763-769.

8. Cusick JF, Pintar FA, Yoganandan N. Whiplash syndrome. Kinematic Factors Influencing Pain Patterns. Spine 2001;26:1252-1258.

9. Winkelstein BA, Nightingale RW, Richardson WJ, et al. The cervical facetcapsule and its role in whiplash injury: a biomechanical investigation. Spine 2000;25: 1238-1246.

10. Combalia A, Suso S, Segur JM, García S, Alemany FX. Síndrome del latigazo cervical. Med Integral 2001;38:95- 102.

11.J. Aso Escario, J. V. Martínez Quiñones.Traumatismos raquídeos y lesiones no contiguas. Importancia del cribado con resonancia magnética de columna completa en el esguince cervical. Rev Esp Med Legal. 2009;35(1):3-11.

12.Jacobsson, L, Lundell, B, Alfredsson. Protecting against whiplash in rear-end collisions. www.tech.volvo.se.

13.J. Aso Escario, J. V. Martínez Quiñones.Traumatismos raquídeos y lesiones no contiguas. Importancia del cribado con resonancia magnética de columna completa en el esguince cervical. Rev Esp Med Legal. 2009;35(1):3-11

14 .Croft, A. Is the lumbar Spine vulnerable low-speed rear-impact crashes? www.srisd.com/CAD.

15. Mcconnell WE, Howard PR, Guzman HM, Bomar JB, Raddin JH, Benedict JV, et Al. Analysis of human test subject kinematic responses to low velocity rear end impacts. In: Vehicle and Occupant Kiematics: Simulation and Modeling (SP-975). International Congress and Exposition; 1993 March 1-5: Detroit (MI). Warrendale (PA): Society for Automotive Engineers, 1993, 21-30. SAE Tecnical Paper Series 930889.

16. Young WF. The enigma of whiplash injury. Current management strategies and controversies. Postgrad Med. 2001 Mar;109(3):179-80, 183-6.

Causas de Trombosis Venosa (mas y menos conocidas)

Una trombosis venosa es una situación relativamente frecuente y que puede acarrearnos serias complicaciones. El conocer algunas de sus causas puede ayudarnos a prevenirla. En este articulo hacemos un repaso de diferentes situaciones que favorecen una trombosis venosa, algunas mas y otras menos conocidas. 

Someterse a una Cirugía.

El reposo habitual antes o después de cualquier tipo de cirugía reduce el flujo de sangre en las partes más periféricas del cuerpo. Cualquier cirugía de cierta relevancia sobre abdomen,  pelvis, caderas o piernas aumenta el riesgo de trombosis venosa profunda por su proximidad a los grandes ejes venosos  El paciente debe de exigir a su cirujano que antes de cualquier operación de este tipo, se le suministre un medicamento anticoagulante (generalmente una Heparina de bajo peso molecular que se pincha en un pliegue del abdomen), que reduzca la posibilidad de un coágulo. Después de la cirugía, el paciente debe intente levantarse y movilizar las piernas lo antes posible, y todo lo que pueda..La Heparina no debe suspenderse hasta que el paciente recupere una actividad fisica normal.

Tomar la Píldora o Terapia de reemplazo hormonal para la menopausia

Las píldoras anticonceptivas y la terapia de reemplazo hormonal contienen estrógenos, una hormona femenina esencial pero que puede hacer que la sangre coagule más fácilmente. El riesgo es pequeño: Sólo 1 de cada 1.000 mujeres que toman la píldora anticonceptiva desarrollan una trombosis venosa cada año.  Este riesgo aumenta con los parches para la menopausia, que pueden tener hasta un 60% más de estrógeno que la píldora.. Los hombres que usan testosterona, una hormona masculina, también tierne mayor riesgo de coágulos.

Padecer algunos tipos de cáncer.

Los cánceres de cerebro, colon, pulmón, riñón, ovario, páncreas, estómago, entre otros, liberan sustancias que favorecen la coagulación, y se asocian con tasas altas de trombosis venosa. Otros tipos de cáncer como los linfomas, la leucemia, y el cáncer de hígado también favorecen la trombosis por efecto directo sobre la circulación. Además, algunos tipos de quimioterapia también hacen más probable la formación de coágulos. Por ello es imprescindible usar profilaxis antitrombotica durante el tratamiento de estos tumores,  Durante la quimioterapia es útil usar medias de compresión y mantenerse tan activo como sea posible.

Padecer varices

En las varices la sangre venosa fluye más lenta, por lo que en situaciones de menor actividad física, o encamamiento, puede coagularse y formar un trombo. Por lo general estos trombos afectan a venas superficiales (tromboflebitis), y aunque suelen ser muy molestos no suelen peligrosos, salvo que la tromboflebitis progrese hasta venas profundas y cause una Trombosis Venosa Profunda.

Correr maratones

Recientes  investigaciones sugieren que los atletas, especialmente aquellos que practican deporte de resistencia como maratones, tienen mayor riesgo de desarrollar una Trombosis Venosa. La razón fundamental es que están más acostumbrados a sufrir deshidratación y a padecer molestias al aguantar lesiones. Además, los síntomas de una trombosis venosa son fáciles de confundir con molestias relacionadas con el deporte. Estos deportistas deben alarmarse si nota hinchazón o  hematomas inesperados, o un dolor punzante tipo calambre en su brazo, pierna, y sobretodo en el pecho (sintomas de una embolia pulmonar al soltarse un trombo y obstruir la circulación del pulmon).

Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII)

Los pacientes con EII (enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa), tienen el doble o el triple de riesgo de desarrollar una trombosis, por lo que durante cualquier ingreso o encamamiento prolongado deben prevenir la trombosis venosa..

Deficiencia de vitamina D

Un reciente estudio sugiere que concentraciones bajas de vitamina D podrían aumentar el riesgo de trombosis venosa. Este estudio midió las concentraciones de vitamina D en sangre de 82 participantes con trombosis venosa profunda en la pierna de causa desconocida (idiopática) y 85 participantes sanos. Los resultados mostraron que los niveles de vitamina D fueron significativamente más bajos en los participantes con trombosis venosa que en aquellos del grupo de control. Estudios experimentales han mostrado que la vitamina D podría tener propiedades anticoagulantes, por lo que podría ayudar a prevenir la coagulación sanguínea.

Khademvatani K. et al. The relationship between vitamin D status and idiopathic lower-extremity deep vein thrombosis. International Journal of General Medicine. 2014; 7:303–309

Estar obeso.

La obesidad aumenta la presión sobre las venas de la pelvis y las piernas, lo que puede duplicar el riesgo de trombosis venosa. El ejercicio regular es la mejor defensa contra un coágulo de sangre, además de que puede ayudar a perder peso.Todos estos factores se van sumando entre si. Por ejemplo: una mujer obesa, con un índice de masa corporal >25 o más, que esté tomando píldoras anticonceptivas puede aumentar hasta diez veces el riesgo de padecer una  trombosis venosa.

Embarazo o puerperio.

El útero ocupado por el bebé durante el embarazo  también ejerce una presión extra sobre las venas de la pelvis y las piernas, lo que aumenta el riesgo de trombosis venosa. Hay que saber que este en riesgo se mantiene hasta 6 semanas después del parto. De hecho la trombosis venosa ocurre en 2 de cada 1.000 embarazos. Las probabilidades aumentan si la madre es obesa, mayor de 35 años, el embarazo es de gemelos, existen antecedentes familiares de coágulos de sangre, o ha precisado reposo en cama por amenaza de parto prematuro. La mejor manera de disminuir el riesgo de mantenerse lo más activa posible durante todo el embarazo.

Ser prematuro.

Aunque no se sabe exactamente la causa: cuanto más prematuro haya sido el nacimiento de una persona, mayor es el riesgo a lo largo de su vida, de padecer una trombosis venosa. Si usted fue prematura y tiene otros factores de riesgo, debe informar a su médico.

Fumar

Cualquier cantidad de tabaco, aunque sólo sea de vez en cuando, daña los vasos sanguíneos y el corazón, y favorerece la trombosis venosa. Esto es especialmente peligrosos si toma píldoras anticonceptivas, ya que el riesgo de trombosis venosa aumenta hasta 9 veces. Dejar de fumar, además de otros beneficios, reduce el riesgo de trombosis venosa.

Si desea más información puede consultar a los Dres. Germán Morales Cuenca y Fernando Abadía Sanchez, en la Unidad de Varices y Medicina Vascular del Hospital de Molina.

Tambien puede obtener mas informacion sobre esta y otras patologias venosas en nuestra web VaricesenMurcia.es

El Programa de Promoción y Divulgación de la Salud del Hospital de Molina: Mención Especial de los V Premios Voluntades RSE 2016, de FENIN

23 junio 2016.- El Hospital de Molina ha recibido una Mención Especial de los V Premios Voluntades RSE 2016, de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), por su iniciativa “Programa de Promoción y Divulgación de la Salud”, enmarcada dentro de sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa.

En la Categoría Premio Voluntades 2016 a la Institución Sanitaria, el jurado ha querido realizar una Mención Especial a la candidatura recibida por el Hospital de Molina, por promocionar la salud a través de un programa encaminado a que la ciudadanía incorpore la salud en su día a día y así contribuir con un modelo sanitario centrado en la prevención y en la promoción de hábitos saludables.

El Director-Gerente del Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez – que ha recogido el premio de la mano de la Directora General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Carmen Casero, en el marco del XXII Encuentro del Sector de la Tecnología Sanitaria, celebrado ayer en Madrid, coincidiendo con la II Semana Europea de la Tecnología (MedTech Week 2016) -, ha explicado que el Programa de Promoción y Divulgación de la Salud consta de numerosas actividades dirigidas a toda la ciudadanía, desde los más pequeños, hasta los que ya no lo son: “Nuestros especialistas médicos se acercan a los colegios, IES, y el mundo asociativo (mujeres, mayores, deportistas, etc.) para dar a conocer el ámbito de la salud desde distintas perspectivas, mediante conferencias, mesas redondas, talleres prácticos y cursos. A ello se suman las distintas actuaciones enmarcadas en diferentes eventos relacionados con la salud, en colaboración con el Ayuntamiento de Molina de Segura, como la Semana de la Salud de Molina de Segura, la Semana del Hospital con la que conmemoramos nuestro aniversario, o los proyectos de investigación relacionados con la adquisición de hábitos saludables (Programa de Prevención de la Obesidad Infantil y Juvenil en Molina de Segura, Programa Salud 5-10, Programa Fifty Fifty, etc.). En definitiva, nuestro objetivo es contribuir a generar en la ciudadanía la necesidad de cuidar de la propia salud, teniendo como premisa que siempre es mejor dar vida a los años, que años a la vida”.

A través de los Premios Voluntades RSE, FENIN reconoce el esfuerzo de las empresas asociadas y de las instituciones sanitarias por su compromiso y desarrollo de políticas de responsabilidad social corporativa, encaminadas a mejorar la condiciones de salud, calidad de vida y bienestar de la población, teniendo en cuenta las preocupaciones sociales y laborales, así como del medio ambiente y de respeto a los derechos humanos, que impactan directamente en el entorno en el que desarrollan su actividad.

Enlaces Relacionados:

El Programa de Promoción y Divulgación de la Salud del Hospital de Molina: Mención Especial de los V Premios Voluntades RSE 2016, de FENIN

20 junio 2016.- El “Programa de Promoción y Divulgación de la Salud del Hospital de Molina, enmarcado dentro de sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa, ha sido reconocido con una Mención Especial por el jurado de los V Premios Voluntades RSE 2016, de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), que se entregarán el próximo miércoles 22 de junio, en el marco del XXII Encuentro del Sector de la Tecnología Sanitaria, en Madrid, coincidiendo con la II Semana Europea de la Tecnología (MedTech Week 2016).

En la Categoría Premio Voluntades 2016 a la Institución Sanitaria, el jurado ha querido realizar una Mención Especial a la candidatura recibida por el Hospital de Molina, por promocionar la salud a través de un programa encaminado a que la ciudadanía incorpore la salud en su día a día y así contribuir con un modelo sanitario centrado en la prevención y en la promoción de hábitos saludables.

A través de los Premios Voluntades RSE, FENIN reconoce el esfuerzo de las empresas asociadas y de las instituciones sanitarias por su compromiso y desarrollo de políticas de responsabilidad social corporativa, encaminadas a mejorar la condiciones de salud, calidad de vida y bienestar de la población, teniendo en cuenta las preocupaciones sociales y laborales, así como del medio ambiente y de respeto a los derechos humanos, que impactan directamente en el entorno en el que desarrollan su actividad.

Enlaces Relacionados:

FENIN entrega sus Premios Voluntades de RSE 2016

Artrosis acromioclavicular

Artrosis de la articulación acromioclavicular del hombro
¿QUÉ ES?
La artrosis de la articulación acromioclavicular (AC) es una enfermedad degenerativa de esta articulación.
A medida que una persona envejece y utiliza el hombro, el desgaste normal, o degeneración, del cartílago se lleva a cabo en la articulación. Hay una pérdida de cartílago y, con el tiempo, la articulación se hacen más grandes (hipertrofia), y desarrolla los osteofitos (proyecciones espinosas desde el hueso) alrededor de la articulación. Similar a la artrosis en otras articulaciones del cuerpo, hay dolor e inflamación en la articulación, aunque la artrosis aparece en paciente de edad avanzada, en esta localización en particular puede aparecer en pacientes de mediana edad.

Una consecuencia asociada a la patología inflamatoria acromioclavicular es que al estar esta articulación muy relacionada con los tendones del manguito rotador, un aumento en el volumen articular puede comprimir estos tendones lo cual puede ocasionar un síndrome de atrapamiento subacromial.

CAUSAS:
La principal causa de la artrosis de la articulación AC es el uso. A medida que una persona usa su brazo y el hombro, se hace produce un desgaste  en el cartílago. Otra causa es una antigua lesión en la articulación AC, como una luxación o esguince previo. Cualquier actividad que puede ejercer presión sobre la articulación, ya sea normal o excesivo, puede llegar a causar la artrosis.
Las personas que tienen que usar sus brazos por encima del nivel de los hombros por períodos prolongados de tiempo son susceptibles a padecer esta enfermedad,  maniobras de elevación constante, tal como las que ocurren en  los levantadores de pesas o trabajadores de la construcción pueden aumentar la incidencia de la enfermedad. Otros individuos susceptibles son los atletas que participan en deportes de contacto o participan en cualquier actividad que pudiera resultar en una caída sobre el extremo del hombro. Cualquier fuerza contundente sobre el hombro en el curso del trabajo, las actividades del hogar, o un accidente puede causar, con el tiempo, una osteoartrosis de la articulación AC.

DIAGNOSTICO

El paciente consulta por dolor en la parte superior del hombro, normalmente que aumenta con la movilización del hombro, pero otras veces también aparece dolor en reposo o al acostarse de lado. No existe una prueba exploratoria específica pero el dolor a la presión sobre la articulación es muy sensible para esta patología.

Normalmente con una radiografía simple es suficiente para establecer el diagnóstico, observaremos la presencia de osteofitos y la disminución del espacio articular. En algunos casos se solicitaran otras pruebas complementarias como la ecografía o la resonancia magnética, muchas veces para descartar o confirmar otras lesiones asociadas en el hombro.

shapeimage_1-1
TRATAMIENTO:
1. Fisioterapia para disminuir la inflamación y recuperar el rango de movimiento
2. Los analgésicos y antiinflamatorios
3. Las infiltraciones en la articulación dolorosa – esto normalmente proporciona un alivio temporal. En procesos agudos derivados de un traumatismo o sobrecarga en personas jóvenes pueden ser eficaces para resolver el problema. Se pueden usar infiltraciones de corticoides, ácido hiaulorónico o plasma rico en plaquetas.
4. Cirugía – requerida para la enfermedad avanzada, con dolor no controlado con analgésicos, fisioterapia e infiltraciones.
Los tipos de cirugía:
Escisión de la articulación AC. Se quita el extremo distal de la clavícula sin tocar los ligamentos que la mantienen en su posición. Esto se puede realizar como un procedimiento abierto o por artroscopia. Nosotros preferimos realizar esta vía artroscópica por varias razones: la técnica artroscópica permite una visualización de toda la articulación del hombro y el espacio subacromial ya que con frecuencia la artrosis del hombro se asocia con otras patologías como por ejemplo las roturas de los tendones del manguito rotador que podemos reparar en el mismo acto quirúrgico. La artroscopia permite un postoperatorio menos doloroso y permite una movilización precoz ya que no tenemos que tocar el músculo deltoides.

Diego Giménez Belmonte

Jefe de servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología

Hospital de Molina

Cátedra Internacional Hospital de Molina de la UCAM

13 junio 2016.- La Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) ha entregado esta mañana la dirección de la Cátedra de Investigación Hospital de Molina, de esta misma Universidad, al Director-Gerente del Centro Hospitalario, Pedro Hernández Jiménez.

A través de esta Cátedra, el Hospital de Molina desarrollará diferentes líneas formativas e investigadoras, potenciando así, su apuesta por la investigación y por la formación de especialistas de alta cualificación.

Enlaces Relacionados:

UCAM: nuevas Cátedras