Dieta mediterránea y ejercicio físico para tener un corazón más saludable

13 marzo 2015.- Seguir la dieta mediterránea, practicar ejercicio físico de manera regular y, a partir de cierta edad, controlar la ingesta de sal y de grasas, son las recetas para prevenir la aparición de enfermedades cardiacas, que son la primera causa de mortalidad en el mundo.

La clave es prevenir y concienciar. Ése es el objetivo del Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular, que se celebra mañana sábado, 14 marzo. En España, más de 11 millones de personas (el 25% de la población) sufren alguna enfermedad cardiovascular.

El cardiólogo del Hospital de Molina, Dr. Alfredo Garzón, incide en “la necesidad de concienciar sobre hábitos de vida saludables como elemento fundamental para prevenir los factores de riesgo relacionados con las enfermedades cardiacas, que están ligadas a la hipertensión, al colesterol, al estrés, la obesidad y a malos hábitos como llevar una vida sedentaria o fumar”.

Las pruebas diagnósticas ayudan también en la labor de prevención y control de estas enfermedades, como la Ecocardiografía transtorácica (ecografía del corazón que aporta información vital de su funcionamiento), la Ergometría o prueba de esfuerzo (para medir el ritmo del corazón, y habitualmente usado para chequear dolores torácicos y para deportistas), o el Holter eléctrico y de tensión (para registrar el ritmo del corazón y la tensión arterial durante 24 horas).

Alfredo Garzón, que dirige la Unidad de Cardiología del Hospital de Molina, sostiene que “llevar una vida sana, comer mejor y hacer algo de deporte de manera regular nos ayudará a prevenir los problemas cardiovasculares”. Cuidar nuestro corazón está en nuestra mano.

Enlaces Relacionados:

13 de marzo, Día Mundial del Sueño: evitar el café y hacer ejercicio suave por las tardes ayudan a dormir mejor

12 marzo 2015.- Es habitual que, en alguna ocasión a lo largo de la vida, se tenga dificultad para conciliar el sueño. Pero cuando este problema se alarga por un tiempo superior a tres o cuatro semanas, se corre el riesgo de que el insomnio se convierta en una enfermedad crónica.

Con motivo del Día Mundial del Sueño, que se celebra mañana viernes 13 de marzo (World Association os Sleep Medicine), el Dr. Antonio Martínez Robledo, Jefe del Servicio de Neurofisiología del Hospital de Molina, advierte de lo extendido de este trastorno del sueño, que afecta en mayor o menor medida a la mitad de la población y que puede provocar serios problemas de salud: “El insomnio afecta a nuestra calidad de vida, provocando un cansancio excesivo al día siguiente por la falta de descanso. Nos sentimos irritables y nos cuesta más concentrarnos en nuestras tareas”. Se puede prevenir, según el Dr. Martínez Robledo, “evitando la ingesta por la tardes de sustancias excitantes como el café, y realizando ejercicio suave a media tarde, pero nunca intenso, ya que provoca excitación”.

Estos consejos pueden ayudarnos, pero en casos más graves es recomendable visitar al especialista para realizar un adecuado diagnóstico. En el Servicio de Neurofisiología del Hospital de Molina, a través de la Unidad del Sueño, se dispone además de la posibilidad de realizar un estudio personalizado del sueño para adultos y niños, con el fin de tratar el sonambulismo, ronquidos y otras alteraciones del sueño.

Enlaces Relacionados:

World Association os Sleep Medicine