Histórico de Noticias

Claves para afrontar positivamente la vuelta al trabajo

2 septiembre 2013.- Con el final de las vacaciones de verano, llega el consabido síndrome postvacacional. Lo reconoceremos por sus síntomas: entre otros, tristeza, irritabilidad, apatía, trastornos del apetito, deterioro de las relaciones interpersonales, alteraciones motivacionales, insomnio, falta de concentración, etc.

a responsable de la Unidad de Psicología del Hospital de Molina, Tíscar Rodríguez, ofrece algunas claves para afrontar de manera más positiva la vuelta al trabajo:

  • Volver de vacaciones varios días antes de la reincorporación al trabajo. Esto nos permite ir acostumbrándonos al ritmo habitual y retomar las actividades diarias.
  • Coger los ritmos del sueño habituales, al menos una semana antes de volver a la rutina.
  • Priorizar las tareas. No debemos intentar abarcar de golpe todas las tareas pendientes; para ello, podemos elaborar una agenda con una lista de prioridades.
  • Retomar las relaciones con los compañeros y equipos. Sería bueno organizar una reunión informal para hablar de las vacaciones, conocer lo que ha pasado en nuestra ausencia y tener claro los asuntos que debemos tratar a lo largo de los próximos días.
  • Proponernos nuevas metas en nuestro desarrollo profesional.
  • Combinar el trabajo con una vida personal gratificante, esto es, practicar actividades que nos ayuden a desconectar de la rutina: hacer deporte, salir a pasear, quedar en casa de unos amigos, leer un libro, etc.
  • Reducir la ingesta de alcohol y cafeína durante los primeros días.
  • Finalmente, si los síntomas no desaparecen en un mes, solicitar ayuda profesional.

Enlaces Relacionados:

29 de septiembre: Día Mundial del Corazón

29 septiembre 2013.- La enfermedad cardiovascular – que incluye la enfermedad cardíaca y el ictus – afecta a personas, hombres y mujeres, de todas las edades, incluidos los niños. Actualmente, es la principal causa de mortalidad en todo el mundo con 17,3 millones de muertes al año. Y de ellas, un gran porcentaje son prematuras, sucediendo antes de los 70 años.

Con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra mañana hoy 29 de septiembre, el Hospital de Molina recuerda que la mayoría de las enfermedades cardiovasculares están causadas por factores de riesgo que pueden ser controlados, tratados o modificados. De manera que cada persona puede tomar medidas para reducir su riesgo y el de su familia. El Hospital de Molina dispone de Unidades de Cardiología, Dietética y Nutrición que, en palabras del Director-Gerente, Pedro Hernández Jiménez, “trabajan día a día para mejorar la salud cardiovascular de los pacientes que ya han desarrollado una patología y para orientarles en una serie de hábitos saludables que permiten optimizar la salud de los ciudadanos de nuestra ciudad y nuestra comarca. Además, desde nuestro Centro Hospitalario trabajamos en dos proyectos de investigación en colaboración con el Ayuntamiento de Molina, el Ministerio de Sanidad y el Servicio de Murciano de Salud, que contribuirán a mejorar la salud de nuestros habitantes, evitando la aparición de patologías en un órgano tan vital y crítico como es el corazón”.

El primer paso para reducir los riesgos de padecer una enfermedad cardiovascular, es conocer precisamente los riesgos individuales de cada persona, para - según reza el lema de este Día, organizado por la Fundación Española del Corazón (http://www.fundaciondelcorazon.com/actualidad/dia-mundial-del-corazon.html) - Emprender el camino hacia un corazón sano. En este sentido, es importante:

  • Controlar la presión arterial.
  • Dejar de fumar.
  • Controlar el nivel de glucosa en sangre.
  • Practicar periódicamente alguna actividad física.
  • Mantener una dieta equilibrada.
  • Si se ha sufrido un infarto cardiaco o ictus, consultar al especialista sobre la mejor manera de tratar y controlar los riesgos para evitar que se vuelva a repetir.
  • Consultar al médico para que nos ayude a controlar la presión arterial, los niveles de colesterol y glucosa, el peso y el índice de masa corporal (IMC), y nos aconseje sobre el riesgo cardiovascular.

En el caso concreto de las mujeres, se debe tener en cuenta que:

  • La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte en las mujeres: una muerte cada minuto.
  • Las mujeres con diabetes tienen un riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular más alto que los hombres.
  • El riesgo cardiovascular puede comenzar antes del  nacimiento, durante el desarrollo del feto, y aumentar en  la infancia debido a una dieta poco saludable, la falta  de ejercicio y el tabaco. Durante el embarazo, se recomienda llevar una  vida cardiosaludable para proteger al hijo del riesgo cardiovascular a lo largo de su vida.
  • A lo largo del embarazo la presión arterial alta requiere una atención especial.
  • Cada mujer debe cuidar la salud de su corazón.

Enlaces Relacionados:

Radiografías simples en el Hospital de Molina, sin cita previa

26 septiembre 2013.- El Hospital de Molina inicia una prueba piloto en el sistema de citación de su Servicio de Radiología. A partir del próximo martes 1 de octubre, todas las radiografías simples – excepto Columnas Completas y Medición de Miembros Inferiores – se realizarán sin cita previa, de lunes a viernes en horario de 9 a 14 horas.

El resto de exploraciones – es decir, Ecografía, TAC, Mamografía, Densitometría y Estudios con Contraste – sí precisarán cita previa, que se puede seguir solicitando por teléfono (968 612 885), de lunes a viernes, de 9 a 14 horas.

Esta prueba piloto responde, en palabras del Director-Gerente del Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, "a la apuesta que venimos realizando desde los 13 años de existencia del hospital por la mejora continua y el afán de mejorar la accesibilidad de nuestros pacientes al servicio de Radiología".

 

Enlaces Relacionados:

Día Mundial del Alzheimer

20 septiembre 2013.- Con motivo del Día Mundial del Alzheimer, que se celebra mañana sábado 21 de septiembre, el Director-Gerente del Hospital de Molina, Pedro Hernández Jiménez, recuerda la importancia de situar un día como hoy en el calendario “para que nunca nos olvidemos de estos pacientes, que viven sin recuerdos y, ante todo, no nos olvidemos del apoyo que necesitan constantemente los familiares de estos enfermos. Ellos sufren, quizá, mucho más que los propios pacientes”.

Desde el Hospital de Molina se incide en la importancia de un diagnóstico temprano para combatir esta patología, atendiendo a una serie de señales de advertencia de esta enfermedad y otras demencias (según la Alzheimer’s Association http://www.alz.org/espanol/signs_and_symptoms/las_10_senales.asp): 

 

  • Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana, especialmente en etapas tempranas: olvidar información recién aprendida, fechas o eventos importantes; solicitar la misma información repetidamente; depender de sistemas de ayuda para la memoria (notas, dispositivos electrónicos) o de familiares para hacer cosas que antes hacía uno solo.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Olvidarse de vez en cuando de nombres o citas pero acordándose de ellos después.

 

  • Dificultad para planificar o resolver problemas: dificultad para manejar las cuentas mensuales, problemas de concentración, etc.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Cometer errores, de vez en cuando, al sumar y restar.

 

  • Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre: dificultad para llegar a un lugar conocido, recordar las reglas de un juego conocido, etc.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Necesitar ayuda, de vez en cuando, para utilizar algún electrodoméstico.

 

  • Desorientación de tiempo o lugar.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Confundir el el día de la semana, pero darse cuenta después.

 

  • Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo objetos se relacionan entre sí en el ambiente.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Cambios de la vista relacionados con las cataratas.

 

  • Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito: problemas para seguir o participar en una conversación.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Tener dificultad, a veces, en encontrar la palabra exacta al hablar.

 

  • Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para reconstruir sus pasos: a veces, es posible que acusen a los demás de robarles. Esto puede ocurrir más frecuentemente con el tiempo.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? De vez en cuando, colocar objetos en un lugar equivocado.

 

  • Disminución o falta del buen juicio.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Tomar una mala decisión de vez en cuando.

 

  • Pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Estar a veces cansado de las obligaciones del trabajo, de familia y sociales.

 

  • Cambios en el humor o la personalidad: pueden llegar a ser personas confundidas, sospechosas, deprimidas, temerosas o ansiosas. Se pueden enojar fácilmente en casa, en el trabajo, con amigos o en lugares donde están fuera de su ambiente.

¿Qué son cambios típicos relacionados con la edad? Desarrollar maneras muy específicas de hacer las cosas y enojarse cuando la rutina es interrumpida.

 

Si se experimentara una o más de estas señales en cualquier grado, por mínimo que sea, se debe acudir al médico. Además, junto a esta detección precoz, es recomendable ejercitar la memoria y la función intelectual. Mantener una dieta equilibrada, baja en grasas, protege frente al deterioro cognitivo y la vitamina E ejerce un efecto protector. 

Enlaces Relacionados:

¿Se alimenta bien mi hijo?

11 septiembre 2013.- ¿Por qué mi hijo no come determinados alimentos? Alimentos que suelen ser ensaladas, verduras, frutas,… y algún otro. Al margen de alergias y gustos más o menos definidos, quizá debamos buscar la causa en cuando era bebé. Ese período de tiempo, en el que debemos introducir los alimentos poco a poco, cuantos más mejor pero que no siempre hacemos.

La nutricionista del Hospital de Molina, Ana Quiles Rosillo, incide en la importancia del primer año de vida desde el punto de vista tradicional. Teniendo en cuenta que siempre que se deben seguir las indicaciones del pediatra - ya que es quien conoce las peculiaridades del niño, su grado de maduración, sus intolerancias o alergias y su evolución en general -, en ese primer año de vida el crecimiento y desarrollo son los más rápidos del ciclo vital y el organismo del bebé es aún inmaduro y vulnerable, por lo que es fundamental asegurarle una alimentación suficiente y adecuada para satisfacer sus necesidades nutritivas y para prevenir y/o tratar situaciones patológicas. “También es muy importante porque podemos empezar a crear unos hábitos alimentarios adecuados, lo que es fundamental ya que dichos hábitos se desarrollan en la infancia temprana, por ello tenemos que prestar igual atención tanto a la variedad de los alimentos, como a la calidad y a la cantidad, en los primeros años de vida”, afirma la nutricionista del Hospital de Molina.

Quiles Rosillo asegura que si queremos que nuestro hijo adquiera unos gustos alimentarios adecuados, tenemos que - una vez que su edad lo permita - exponerlo repetidas veces a una gran variedad de alimentos sanos. El niño debe probar el alimento nuevo muchas veces (10-15 veces) para que termine aceptándolo. Por eso, no debemos abandonar si la primera vez lo rechaza. La nutricionista del Hospital de Molina asegura que todo es un aprendizaje, por lo que debemos tener mucha paciencia y no tener miedo a que pruebe un determinado alimento o nuevas texturas, o a que se manche o a que nos manche al comer. Es cuestión de tiempo: “Hay que tener en cuenta que a los tres años, los niños generan cierta neofobia, en la que aceptan los alimentos conocidos, pero son muy reacios a probar nuevos sabores. Por ello, cuanto mayor sea el abanico de alimentos saludables a esa edad, menos problemas tendremos en un futuro para que sigan una correcta nutrición”.

El ejemplo más claro lo encontramos con las ensaladas: “Pensamos que no las van a comer hasta que no sean un poco más mayores, por lo que no le damos la opción de probarlas hasta que ya es tarde y se convierten en una autentica batalla. Si por el contrario, le damos al bebé tomate triturado al principio, después, cuando empieza la masticación, trocitos de tomate, le vamos incorporando gradualmente otras verduras como zanahoria rallada, maíz, unas tiritas finas de lechuga, al final creamos desde pequeños la costumbre de consumir ensalada a diario”, apunta Quiles Rosillo.

Este ejemplo lo podemos aplicar a cualquier tipo de alimento. La nutricionista del Hospital de Molina recomienda aprovechar el impulso natural de los bebés a probar sabores nuevos antes de que éste desaparezca: cuanto más pequeños son, más fácil resulta que adquieran un hábito, más se afianzará éste y, con ello, más nos aseguraremos de que le acompañe el resto de su vida: “De pequeños son como un lienzo en blanco en el que debemos grabar la mayor cantidad de hábitos saludables, tanto de alimentación como de vida, para que le acompañen en el futuro. ¿Qué mejor legado le podemos dejar a nuestros hijos?”.

Enlaces Relacionados:

El Hospital de Molina acoge una mesa informativa de Médicos Sin Fronteras

10 septiembre 2013.- El Hospital de Molina acoge en sus instalaciones, hoy martes 10 de septiembre, una mesa informativa de Médicos Sin Fronteras (MSF), para explicar a los ciudadanos el trabajo que realiza la organización en pro de las personas más olvidadas del planeta. La mesa informativa está ubicada en la entrada principal del Centro Hospitalario desde las 10:00 hasta las 13:30 horas.

  

Médicos Sin Fronteras (MSF) aporta asistencia médica humanitaria a poblaciones en situación precaria y víctimas de conflictos y catástrofes naturales sin discriminación de raza, religión, filosofía o política. En este sentido, la organización trabaja en algunos de los contextos más complejos del planeta, donde la ayuda humanitaria es fundamental para la supervivencia de la población civil. Por ejemplo, MSF tiene en Siria seis hospitales y se centra no sólo en la cirugía de guerra sino en brindar atención médica a los más vulnerables: niños, mujeres y personas con enfermedades crónicas. Además, los equipos dan apoyo a redes de médicos sirios y suministran medicamentos a centros de salud.

En otro contexto difícil como Sudán del Sur, MSF ayuda a las poblaciones desplazadas a causa de diversos conflictos y ofrece servicios médicos básicos y especializados, además de luchar contra la desnutrición y la malaria. En una de sus recientes intervenciones de emergencia, MSF ha asistido en el estado de Northern Bahr el Ghazal a 20.000 desplazados que el sistema de ayuda humanitaria había dejado prácticamente desamparados. 

Son sólo algunos de los ejemplos de la importante labor sanitaria y social que MSF realiza en algunos de los países más peligros del planeta, donde intenta hacer llegar la ayuda humanitaria a los que más la necesitan.

Por eso, y en palabras del Director-Gerente del Centro Hospitalario, Pedro Hernández Jiménez, “Nosotros, como hospital, tenemos la obligación moral de colaborar a difundir el impresionante trabajo de MSF que desempeñan en aquellos lugares donde no hay asistencia, y ayudar a que puedan realizar la tarea dura pero gratificante que desarrollan cada día en los lugares más pobres y conflictivos del mundo. Se merecen nuestro apoyo y el de todos los ciudadanos de nuestra comarca”.

La mesa informativa de MSF permanecerá en las instalaciones del Hospital de Molina todos los martes y jueves del mes de septiembre y del próximo mes de octubre

Enlaces Relacionados:

Claves para afrontar la vuelta al cole

5 septiembre 2013.- Los más pequeños de la casa también sufren las consecuencias del final de las vacaciones de verano y de la ineludible vuelta a la rutina, tanto de la sus padres como de la suya propia. La vuelta al cole también requiere de su periodo de adaptación.

La responsable de la Unidad de Psicología del Hospital de Molina, Tíscar Rodríguez, ofrece algunas claves para afrontar de manera más positiva la vuelta al cole:

  • Readaptar de forma progresiva los horarios de sueño y de comidas, al menos una semana antes de que comiencen las clases. Acostar al niño cada día un rato antes, hasta que llegue a dormir las horas que necesite.
  • Ayudarles con el repaso de los deberes estivales, siempre reforzándoles.
  • Hacer partícipes a los niños de los preparativos de la vuelta al cole: enseñarles el uniforme o babi que llevarán, preparar la mochila con ellos, poner el nombre a los materiales, forrar los libros juntos, etc.
  • Antes de comenzar las clases, hacer el recorrido que haréis cada día para ir al colegio y que el niño conozca aunque sea por fuera el lugar.
  • Saber captar los sentimientos del niño, escucharles para comprenderles y acompañarlos en el proceso de adaptación. La comunicación entre padres e hijos es fundamental para afrontar las circunstancias que se van presentando.
  • Es muy importante que el niño tenga una actitud positiva frente a esta situación, los adultos debemos transmitirle seguridad, serenidad y los aspectos positivos que conlleva el inicio del curso.
  • Acompañarles el primer día de colegio, debemos hacer que el momento de la separación sea nada traumático y corto en el tiempo. Tenemos que recogerles siendo puntuales y mostrándonos alegres, es importante que nos interesemos por todo lo que nos cuentan sobre su experiencia.
  • Planificar las actividades extraescolares. Deben ser una motivación para ellos. En ningún momento, deben verlo como una obligación o castigo.

Enlaces Relacionados: